jueves. 20.06.2024

Las empresas que han utilizado BBVA Cobros, la ‘app’ de BBVA en España que convierte el ‘smartphone’ en un Terminal Punto de Venta (TPV) o datáfono, incrementaron su facturación un 55% en un año. BBVA, pionero en España en ofrecer este servicio a pymes y autónomos, abrió esta funcionalidad a los primeros clientes en 2022 en la aplicación de cobros BBVA Smartpay.

Y como novedad, este pasado mes de noviembre el banco ha habilitado la contratación digital para cualquier cliente desde la banca online, tanto si se accede desde la web como desde la ‘app’.

BBVA Cobros permite a las pymes y autónomos que lo contraten aceptar pagos ‘contactless’ desde el teléfono móvil y otros dispositivos con la máxima seguridad. La solución garantiza que los cobros son igual de seguros que los Terminales Punto de Venta (TPV) físicos, ya que se cumplen los estándares de seguridad de datos para la Industria de Tarjeta de Pago (PCI) que permiten utilizar ‘smartphones’ con tecnología NFC como TPV. Además, no guarda ningún dato de las tarjetas utilizadas y no se puede acceder a ellas de ninguna forma.

La propia aplicación genera ‘tickets’ de pago en formato digital, por lo que no es necesario contar con una impresora. Además, al incorporar un nuevo método de cobro mucho más ágil y que se apoya en la tecnología contactless, en esta nueva actualización ya no es necesario lector para cobrar con tarjeta VISA y Mastercard o un código QR.

BBVA Cobros ofrece también la posibilidad de consultar las operaciones realizadas en cualquier momento y realizar devoluciones totales o parciales desde el detalle de una operación. Además de obtener un informe diario de las operaciones procesadas diferenciadas por compras y devoluciones, el negocio puede generar el ticket de compra desglosado por productos, hacer un mini ticket o realizar un total de la venta. Adicionalmente cualquier cliente podrá acceder a su APP BBVA y ver todas las ventas, incluidas las de otros TPVs, de manera integral y controlada  con la funcionalidad de My Business.

La solución también facilita el acceso a liquidez al cliente a través del Préstamo TPV Online, permite solicitar hasta 50.000 euros que se devuelven cómodamente con el 20% de la facturación diaria. Con esta acción, BBVA consolida su apuesta por esta tecnología con la que ya fue en Turquía pionero en su despliegue, donde actualmente el banco cuenta con más de 100.000 descargas de su  aplicación Garanti BBVA CepPOS como método de aceptación de pagos con tarjeta.

Los clientes de BBVA que usan el ‘smartphone’ como TPV aumentaron su facturación en un 55%
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad