jueves. 23.05.2024

Ávoris y Travelsens se han sumado a la lluvia de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en el sector de las agencias de viajes, tras los planteados por Viajes El Corte Inglés, que además ha presentado un despido colectivo del área corporativa, y por Nautalia, del grupo Wamos.

 

Ávoris Corporación Empresarial, resultante de la fusión de las divisiones de viajes de Barceló y Globalia, que recibió 320 M€ con cargo al Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la SEPI, ha planteado un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) a la totalidad de su plantilla de 1.740 trabajadores.

 

Según ha informado este viernes el Sindicato Profesional de Viajes (Fasga-SPV), la mesa negociadora de este ERTE de cuatro meses de duración, entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2022, se ha constituido este propio viernes y celebrará su próxima reunión el 16 de febrero.

 

El sindicato ha explicado que el punto de partida para la negociación es mantener los porcentajes tal y como están hasta ahora y el mismo ERTE que está en marcha en el grupo. También se ha constituido este viernes la mesa negociadora de un ERTE por ETOP en Travelsens que se reunirá de nuevo el mismo día que la de Ávoris, el 16 de febrero. En este caso, se trata de un ERTE que afecta a toda la plantilla de 220 empleados y cuya duración es de siete meses, desde el 1 de marzo hasta el 30 de septiembre de 2022.

 

La empresa propone una reducción del 50% de ERTE como media, dejando un 20% de trabajadores en suspensión, de acuerdo con la organización sindical.

 

Estos ERTE se suman al presentado para 331 trabajadores y de un año de duración por Nautalia, del grupo Wamos, que está pendiente de que se apruebe la ayuda de 75 M€ solicitada con cargo al fondo de la SEPI. La comisión negociadora de dicho ERTE, que la compañía prevé poner en marcha entre marzo y febrero de 2023, tiene previsto reunirse los próximos días 15, 18, 22 y 24.

 

En cuanto a Viajes El Corte Inglés, aparte de un ERTE de un año de un máximo del 60% para los del área vacacional y de viajes corporativos, así como de hasta el 40% para servicios centrales, la empresa ha planteado un despido colectivo para 620 empleados del área corporativa. La propuesta de la empresa establece que los equipos del área tecnológica no se verán afectados por las medidas planteadas para el conjunto de la filial de viajes de El Corte Inglés, que cuenta con cerca de 4.600 empleados y que están en proceso de fusión con Logitravel. Tras la segunda reunión, la comisión negociadora volverá a reunirse los próximos días 15, 17 y 21 de febrero.

Ávoris pone en ERTE a la totalidad de sus casi 1.500 empleados