jueves. 23.05.2024

Los precios subieron en julio un 2,3% con respecto al mismo mes de 2022, una tasa cuatro décimas superior a la de junio (1,9%), que representa un nuevo repunte de la inflación tras dos meses consecutivos de moderación.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este viernes el dato adelantado del índice de precios de consumo (IPC) de julio, que muestra un avance impulsado por los carburantes, que han subido este mes cuando en 2022 bajaban.

Han influido también el precio del vestido y el calzado, cuyo descenso ha sido inferior al del pasado año, y de los paquetes turísticos, que han subido más que en 2022. En sentido contrario, la electricidad y el gas se han abaratado cuando en julio de 2022 se encarecieron.

Tras superar tasas del 10% en el verano de 2022 como consecuencia de la guerra en Ucrania, la inflación se ha ido moderando desde entonces -con pequeños repuntes: se aceleró en enero, febrero, abril y, ahora, en julio-, en línea con el descenso de los precios de la energía.

LA INFLACIÓN SUBYACENTE SE ACELERA AL 6,2%

De acuerdo con el dato adelantado, en julio también se aceleró la inflación subyacente (sin alimentos ni productos energéticos), que alcanzó el 6,2%, tres décimas más que en junio, poniendo fin a cuatro meses consecutivos de descensos.

El INE publicará la información completa del IPC el próximo 11 de agosto, cuando se conocerá el detalle de la inflación de los alimentos, que a pesar de mantener una tendencia de moderación, en junio todavía mostraba una tasa superior al 10%.

A pesar de estos repuntes, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha insistido en declaraciones distribuidas a los medios en que el dato "apunta a una progresiva estabilización de los precios con la inflación en el entorno del 2% y la subyacente en el del 6%".

España se mantiene así como uno de los países con menor inflación de la zona euro "lo que favorece la competitividad de las empresas españolas y la ganancia de poder adquisitivo de los salarios", añade el Ministerio de Asuntos Económicos.

"Nuestra política económica funciona, como demuestra el fuerte crecimiento, la creación de empleo y la estabilidad de los precios que contrasta con la situación de los países de nuestro entorno, en beneficio de las empresas y familias españolas", ha destacado la vicepresidenta.

Por lo que respecta al índice de precios de consumo armonizado (IPCA), la tasa se situó en julio en el 2,1%, cinco décimas por encima de la de junio. En términos mensuales, retrocedió un 0,1% con respecto a junio. En términos mensuales, los precios aumentaron en julio un 0,1% con respecto a junio, cuando se habían elevado un 0,6%. 

Los precios escalan en julio al 2,3% y la subyacente se acelera al 6,2%