martes. 21.05.2024

El comienzo del año se presenta como un desafío económico para los españoles, con una cuesta de enero que podría ser más complicada de lo habitual. Los gastos destinados a la compra de regalos, cenas navideñas y reuniones sociales derivados de las festividades en un contexto inflacionario, junto a unos tipos de interés al alza y las habituales subidas de precios y tarifas de principios de año, estarían provocando que los ciudadanos afronten el  2024 con menos recursos económicos que en otras ocasiones

Así lo refleja el Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, un estudio que analiza la situación financiera de 20.000 personas procedentes de 20 países de Europa, y en el que se destaca que el 50% de la población española tiene menos dinero ahora que hace un año tras afrontar el pago de sus gastos esenciales y facturas

Esta cifra sitúa a España un punto por encima de la media europea (49%), y entre los diez países donde más ciudadanos se encuentran en esta situación. Hungría (75%), Polonia  (64%) y Reino Unido (62%) lideran el ranking, y por encima de nuestro país destacan Noruega (53%), Alemania (52%) e Italia (51%). Al otro extremo estarían los habitantes de  Suiza (40%), Grecia (28%) y Portugal (16%). 

Ante este escenario, gestionar de forma eficiente los recursos financieros se vuelve aún más importante. Por tanto, muchos consumidores tendrán que revisar sus prioridades económicas.  

Esto implica adoptar medidas como reducir el presupuesto destinado a ocio, como parte de un ajuste necesario para afrontar el impacto de la coyuntura económica actual. En este  sentido, el 59% de los encuestados en España reconoce que va a cancelar o reducir su gasto en unas vacaciones o en una escapada de fin de semana en los próximos  12 meses. Una cifra que, a nivel europeo, se sitúa en el 60%. De acuerdo con el estudio de Intrum, Grecia (74%), Italia (71%) e Irlanda (64%) se posicionarían como los territorios en los que más ciudadanos van a limitar este desembolso, mientras que al otro extremo se  encontrarían Alemania (54%), Polonia (53%) y Países Bajos (50%).  

Además, y a pesar de la importancia del ahorro para poder hacer frente a imprevistos económicos, parte de los hogares se ven en la necesidad de replantear y ajustar el importe destinado a ello. Así, según señala el informe, el 51% de los españoles afirma que tendrá que reducir la cantidad de dinero que reserva mensualmente para protegerse de la inflación y los altos tipos de interés. Un porcentaje de respuesta tres puntos superior al de la media europea (48%)

La mitad de los españoles afronta 2024 con menos dinero que el año anterior