viernes. 21.06.2024

El euríbor a doce meses, el principal indicador para las hipotecas variables, cierra julio con una tasa media del 4,149% y mantiene la senda alcista, que los expertos consideran que seguirá en los próximos meses, aunque podrían suavizarse los repuntes.

El euríbor termina el último día del mes de julio en el 4,064%, por debajo del cierre del viernes cuando marcó el 4,111% y a distancia de los máximos alcanzados en el mes (el 7 de julio llegó al 4,193%), según los datos consultados por EFE.

El Banco Central Europeo (BCE) aumentó los tipos de interés un cuarto de punto en su última reunión del 27 de julio hasta el 4,25%, en la que fue su novena subida consecutiva desde que el organismo presidido por Christine Lagarde decidiera empezar a incrementarlos para acabar con la elevada inflación.

En esta última cita, Lagarde puso sobre la mesa la posibilidad de que en las siguientes reuniones el organismo mantuviera las subidas, pero también que se pausaran estos repuntes, en función de la evolución de indicadores como la inflación o el crecimiento económico; esta última posibilidad abre la puerta, según los expertos, a una ralentización en los incrementos del euríbor en los próximos meses.

"El gran movimiento (del euríbor) ya se ha producido", ha explicado José Lizán, gestor de Magnum Sicav en Quadriga Funds, en una entrevista a EFE, en la que ha señalado que prevén que el euríbor se sitúe en los próximos meses en una rango de entre el 4% y el 4,20% o 4,25%, sin llegar a los niveles máximos alcanzados en 2008 (en julio de 2008 cerró en el 5,39%), a no ser que ocurra algún imprevisto en las previsiones económicas.

El euríbor cerró en el 0,992% en julio de 2022, después de haber entrado en positivo en marzo de ese año ante la perspectiva de cambio de tendencia del BCE.

Con el cierre de julio, el euríbor acumula ya 16 meses en cifras positivas después de que las políticas monetarias del BCE para tratar de dinamizar la economía de la eurozona tras la crisis financiera lo llevaran a entrar en terreno negativo en febrero de 2016 (-0,008%), donde permaneció hasta marzo de 2022 (-0,073%), el último mes que acabó en negativo.

La hipoteca media en España ascendía a 142.000 euros en mayo, según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), con lo que la cuota mensual a pagar, si se revisara el cálculo del préstamo ligado al euríbor más un diferencial de 1% a partir de julio, ascendería a 842,49 euros, mientras que en el mismo mes del año pasado se elevaba a 601,32 euros.

Miquel Riera, analista hipotecario de HelpMyCash, considera probable tanto un escenario en el que el BCE suba los tipos de interés hasta el 4,5% antes de finales de año, como el de que se mantengan los valores actuales.

En ambos, el experto considera que el euríbor tenderá al alza y que podría situarse en torno al 4,5% o incluso por encima cuando termine 2023, a no ser que la inflación de la eurozona experimente un importante descenso.

El responsable de Análisis Hipotecario de Hipoo, Rafael Moral, señala que es muy complicado que el euríbor supere el 4,5% antes de septiembre y expone que su expectativa es que durante agosto se afiance en valores comprendidos entre el 4,25% y el 4,5%, con una subida paulatina y no brusca.

El euríbor cierra julio en el 4,149%
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad