miércoles. 19.06.2024
VIVIENDA

La demanda de segunda residencia coge fuerza

Se ha incrementado año tras año hasta alcanzar ya el 12%. Además, un tercio de los compradores se decantan por poner en alquiler esta segunda vivienda por el rendimiento que aporta, según un estudio elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa a partir de sus datos.

 El 79% de quienes han comprado una segunda residencia lo ha hecho en una localidad distinta de donde vive habitualmente y la obra nueva es la más demandada. (Archivo)
El 79% de quienes han comprado una segunda residencia lo ha hecho en una localidad distinta de donde vive habitualmente y la obra nueva es la más demandada. (Archivo)

La demanda de una segunda residencia se ha incrementado año tras año hasta alcanzar ya el 12% en 2023, situándose en niveles máximos desde 2017, según un estudio elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa a partir de sus datos.

Si se compara con los años anteriores, se observa que este porcentaje ha ido subiendo paulatinamente ejercicio tras ejercicio. Así, en 2020, año del estallido de la crisis sanitaria, era del 9%, un año después, en 2021, subió al 11%, cifra que se mantuvo en 2022. Por lo tanto, en estos últimos cuatro años se ha producido un aumento de tres puntos porcentuales en esta demanda.

Tras el freno del "boom" por comprar vivienda vivido en 2021 y 2022, se preveía que la compra de vivienda de segunda residencia también se resintiese en 2023 con la escalada de los tipos de interés y el endurecimiento hipotecario. Sin embargo, el interés por esta tipología continúa adquiriendo fuerza, impulsado por una mejora de las condiciones habitacionales y por un periodo de incertidumbre económica en el que la inversión como valor refugio tiene más protagonismo.

Además, un tercio de los compradores se decantan por poner en alquiler esta segunda vivienda por el rendimiento que aporta, indica el portal, que suma más 1,5 millones de anuncios en venta y alquiler.

Asimismo, el portal observa que se ha estrechado la diferencia entre los que buscan comprar (54%) respecto a los que pretenden alquilar una segunda vivienda (46%).

El uso mayoritario continúa siendo el de segunda residencia (64%), aunque aproximadamente un tercio (36%) estaría dispuesto a alquilarla, principalmente para estancias cortas o vacacionales (23%). También hay un 13% que apuesta por el de larga duración.

Por otro lado, el 79% de quienes han comprado una segunda residencia lo ha hecho en una localidad distinta de donde vive habitualmente y la obra nueva es la más demandada. 

La demanda de segunda residencia coge fuerza