viernes. 21.06.2024

El déficit comercial se redujo en los cinco primeros meses del año un 47% interanual, a 14.065 millones de euros, debido a la reducción de las importaciones y a un crecimiento de las exportaciones que ha llevado a marcar un nuevo máximo histórico en 165.969 millones.

De acuerdo con los datos publicados este jueves por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las exportaciones de mercancías se incrementaron un 6,4% hasta mayo en comparación con el mismo periodo de 2022, mientras que las importaciones se redujeron un 1,4%, hasta 180.034 millones.

Sin contar con el déficit generado por la importación de productos energéticos, el saldo comercial tuvo un superávit de 511 millones de euros frente al déficit de 5.581 millones acumulado hasta mayo de 2022, en tanto que el déficit energético se redujo un 30,5%, hasta 14.577 millones.

La tasa de cobertura se situó en el 92,2% (proporción de las importaciones cubiertas con las exportaciones), 6,7 puntos porcentuales más que la registrada un año antes (85,4%).

El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez, ha destacado en un comunicado que "la solidez de las empresas españolas exportadoras y su buen posicionamiento en los mercados internacionales" han propiciado el récord exportador español, cuyas ventas al exterior crecen por encima de las de los principales socios comerciales.

Las ventas a la zona euro (55,7% del total) crecieron un 7,1% y las destinadas al resto de la Unión Europea (7,8% del total) se incrementaron un 12,3%.

Las comunidades autónomas con mayores crecimientos en sus exportaciones fueron Castilla y León, La Rioja y Cataluña.

Las principales contribuciones positivas al crecimiento del 6,4% de las exportaciones han sido del sector de bienes de equipo (3,2 puntos) y del sector del automóvil (3,1 puntos), seguidas de las aportaciones del sector de la alimentación, bebidas y tabaco (1,3 puntos) y de los productos químicos (0,6 puntos).

Por el contrario, restaron al crecimiento exportador los productos energéticos (-1 puntos), las semimanufacturas no químicas (-0,8 puntos), las materias primas (-0,3 puntos) y otras mercancías (-0,1 puntos).

Por subsectores y destinos geográficos destaca la aportación de la venta de automóviles y motos a Turquía, Francia, Italia y Alemania (2,3 puntos), de productos químicos destinados a Panamá, Irlanda, Bélgica y Turquía (1,1 puntos), y de componentes del automóvil a Alemania, Francia y Marruecos.

Sin embargo, restó la caída de la exportación de petróleo y derivados a Bélgica, Francia, Gibraltar y Japón (-0,7 puntos), de plásticos a Italia, Francia, Portugal y Alemania (-0,6 puntos), y de carbón y electricidad a Portugal, Francia, Andorra y Ucrania (-0,5 puntos).

Por subsectores y países, las mayores contribuciones a la caída del 1,4% de las importaciones provinieron de la reducción del volumen de compra de petróleo y derivados a Nigeria, Rusia, Libia e Irak (-2 puntos) y de la adquisición de gas a Estados Unidos, Egipto, Guinea Ecuatorial y Trinidad y Tobago (-1,7 puntos).

Sin embargo, contribuyeron al alza la compra de automóviles y motos a China, Alemania, Japón y Francia (1,8 puntos). 

El déficit comercial se redujo en los cinco primeros meses del año un 47% interanual
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad