martes. 29.11.2022
CRISIS ECONÓMICA

Santanyí suspende de la tasa de ocupación de vía pública hasta final de año para ayudar al comercio

En el último pleno municipal se ha aprobado por unanimidad la suspensión de la ordenanza que regula el uso público con mesas y sillas 

El pleno del Ayuntamiento de Santanyí, celebrado de manera telemática, ha aprobado por unanimidad una

nueva medida para seguir ayudando a comerciantes y restauradores del municipio. Y es que ha salido adelante

la prorrogación de la suspensión de la ordenanza según la cual los establecimientos que quieran sacar sillas, mesas y mercancías en la calle tienen que pagar un canon.

 

Ya se había aprobado esta suspensión hasta el día 31 de agosto, pero para seguir mostrando apoyo al tejido comercial del término, el equipo de gobierno ha propuesto alargar la modificación porque la suspensión sean hasta el día 31 de diciembre de 2021.


La alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, se ha mostrado satisfecha por haber salido adelante la medida:

“desde el Ayuntamiento tenemos que poner todo el que esté en nuestra mano para ayudar al tejido económico

y empresarial del municipio. Esperamos que con esta medida consigamos aligerar un poco

la situación de unos negocios que han sufrido y muy delante las restricciones impuestas por la pandemia

de la COVID-19. El compromiso del Ayuntamiento con la ciudadanía es porque entre todos salimos

de una situación tan difícil como la que nos ha tocado vivir”.

 

Además, en el mismo pleno, el equipo de gobierno también ha presentado una moción para pedir al Consell de Mallorca una convocatoria de ayudas para los consistorios para hacer frente a los gastos corrientes. El aumento de estos gastos y la carencia de ingresos derivados de la crisis provocada por la pandemia, ha llevado a muchos ayuntamientos a un desequilibrio presupuestario preocupante.

 

Por eso se insta al Consell a convocar por el año 2022 una línea de ayudas para hacer frente a este gasto

corriente para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

 

Tal como ha explicado la regidora de Economía y Hacienda, Maria Monserrat, “los ayuntamientos hemos tenido que hacer un gran esfuerzo para atender demandas y necesidades de la ciudadanía, porque somos a primera línea y donde se dirigen los vecinos. Hemos asumido gastos que quizás no nos correspondían, y somos conscientes del hecho que el Consejo ha convocado ayudas, pero no ha habido jefe para apoyar a los

gastos municipales”.

 

En el mismo sentido de aligerar la carga de los ayuntamientos, el equipo de gobierno también ha presentado

una moción para instar al Gobierno de España para que condone la deuda generada de las entregas a las

entidades locales en la Participación en los Ingresos del Estado (PIE).

 

El gobierno central no ha tenido en cuenta la baja de ingresos con la recaudación de tributos, y podría suponer un descalabro para muchas administraciones locales tener que hacer frente en 2022. Por eso se pide la condonación, y si esta no es posible, que se aplace dos años la devolución de esta deuda y el fraccionamiento del pago, como ya se hizo en 2012.

Santanyí suspende de la tasa de ocupación de vía pública hasta final de año para ayudar...
Comentarios