viernes. 02.06.2023

En la última sesión plenaria del año, realizada de manera telemática, el Ayuntamiento de Santanyí ha aprobado unas cuentas que suben 21.600.000 euros para el año 2021.

 

Esto supone una bajada de 3 millones respecto al ejercicio anterior, porque se ha decidido no incluir en el presupuesto la reforma del CEIP Blai Bonet. El Ayuntamiento está pendiente del hecho que la Consellería de Educación presente el proyecto de mejora del centro educativo; entonces el consistorio generará el crédito necesitar con una operación llamada factoring, para ejecutar una obra valorada en 2,5 millones de euros.

 

La disminución de gasto de los 500.000 euros restantes es consecuencia de la bajada de ingresos derivada de las rebajas fiscales del Impuesto de Bienes inmuebles y de la tasa de recogida y eliminación de basuras.

 

La alcaldesa de Santanyí, ha valorado positivamente los presupuestos por el año que viene, “nos enfrentamos a un 2021 con mucha incertidumbre, provocado por la pandemia de la COVID-19. Y los presupuestos lo reflejan con la bajada de ingresos, aunque supone una reducción de la presión fiscal para la ciudadanía. Hemos mantenido el gasto para salir adelante todos los proyectos pendientes, y sobre todo, para poder atender a todo el mundo que lo necesite en nuestro municipio”.

 

Tal como explicó la regidora de Economía y Hacienda, Maria Monserrat, durante el pleno “hemos hecho

una previsión de gasto que consideramos suficiente, en especial en cuanto a la concejalía de Servicios Sociales, pero no tendremos ningún problema, ni nos temblará el pulso, si se tiene que modificar el presupuesto o ampliar el crédito de alguna partida. Se hará inmediatamente, sin ningún tipo de duda”.

Por capítulos, el gasto que más aumenta es la de personal, que sube a 8,3 millones de euros por la creación de nuevos puestos de trabajo, como los de las plazas para cubrir la municipalización del servicio de las escoletes municipales.

 

Donde se reduce notablemente el gasto es en el capítulo de inversiones, que baja más de un 50%, pero representan la cantidad máxima que el ayuntamiento puede destinar con fondos propios en un contexto como el actual que tiene que responder a un criterio de prudencia financiera.

 

Por eso, el gasto en inversiones queda cifrada en 1,4 millones de euros, a pesar de que vista la posibilidad de utilizar el remanente de tesorería y del superávit por la suspensión de las reglas de contención de gasto, la intención municipal es afrontar algunos proyectos.

 

Así, se podrán ejecutar el alumbrado público del sector de s'Horta den Ferran de Cala Santanyí, o la impulsión de la red de alcantarillado de Cala Petita a Cala d'Or.

Santanyí aprueba un presupuesto de 21,6M€ para el 2021
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad