miércoles. 12.06.2024



En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra el día 17 de octubre, la Red para la Inclusión Social. EAPN-Islas Baleares quiere poner de relieve que al archipiélago más de 200 mil personas viven en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

 

En este sentido, a pesar de que las Islas Baleares es la comunidad autónoma que ha registrado un mayor crecimiento de su PIB en términos de volumen a nivel estatal, gracias al “boom turístico” y la reactivación del sector de la construcción, se hace patente que el PIB y la pobreza no van de la mano. Y es que cuando amenaza la crisis, la población más pobre es la primera a sentir los efectos y cuando se controla, esta es la última al beneficiarse.

 

No en vano, casi 50.000 personas del archipiélago sobreviven con menos de 342€ mensuales. Además 41.000 personas sufren privación material severa. En consecuencia, hay que recordar que la privación material severa es una de las posiciones más graves en la escalera de vulnerabilidad, porque hace referencia a la imposibilidad de acceder a bienes considerados básicos por la sociedad en la cual se vive.


En cuanto a la baja intensidad de trabajo por hogar, 58.000 personas de las Islas Baleares se encuentran en esta situación. En relación con este punto, desde el EAPN-Islas Baleares se quiere destacar la pérdida del factor inclusivo del trabajo.

 

Así pues, actualmente tener una ocupación remunerada ya no es garantía de escapar del riesgo de pobreza o exclusión social. En esta línea, se tiene que observar con preocupación la consolidación de la figura del “trabajador pobre”, y es que para acabar con la pobreza no sólo hacen falta trabajos de calidad, sino también una estrategia para acabar con los trabajos precarios y temporales, que erradiquen, en última instancia, los “contrates estiércoles”.


Hay que destacar que la baja intensidad de trabajo por Hogar se complica más si se trata de un hogar monoparental, dado que la mayoría de este tipo de familias son monomarentales y la presencia de la mujer se concentra en las ocupaciones con los salarios más bajos.


Otro dato muy preocupante del Informe del Estado de la Pobreza de 2016 es que un 52’8%, es decir, 97.770 de los pensionistas de las Islas Baleares reciben una renta inferior al umbral de la pobreza, con lo cual es bastante complicado que estas personas tengan alguna posibilidad de salir de la pobreza. Así mismo, 21.382 pensionistas sufren pobreza severa.

Más de 200.000 personas de Baleares viven en riesgo de pobreza