lunes. 20.05.2024

El índice de precios de consumo (IPC) registró un incremento interanual del 2,1 % en septiembre en Baleares, dos décimas por encima del incremento de agosto, a causa principalmente del encarecimiento de hoteles, cafés y restaurantes (3,8 %), transporte (3,6 %) y vivienda (3,3 %). De hecho las islas son, junto con Cataluña, las dos regiones de España donde más han crecido los precios en el último año.

 

Todos los grupos de productos y servicios contabilizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) aumentaron sus precios en las islas el mes pasado en comparación con septiembre de 2016, a excepción del de menaje, que bajó un 0,6 %.

 

En lo que va de año Baleares acumula un incremento del IPC del 0,3 % y respecto a agosto los precios bajaron en septiembre un 0,1 %.

 

En el conjunto de España, la inflación interanual subió un 1,8 %, dos décimas más que en agosto, debido al encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según ha publicado hoy el INE.

 

Se confirma así el dato adelantado del pasado 28 de septiembre, atribuye el repunte al alza del 1,2 % de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas (un punto por encima del mes anterior), debido al encarecimiento de las frutas y, en menor medida, de las legumbres y hortalizas.

 

También aumentó el precio del ocio y la cultura, más de un punto hasta el 1,8 %, provocado por el menor abaratamiento de los paquetes turísticos de este año respecto al pasado.

 

A la baja de los precios tiró la vivienda, cuyos precios crecieron cuatro décimas menos en septiembre, hasta el 2,9 %, debido al menor encarecimiento de la electricidad y el gasóleo para calefacción respecto a septiembre de 2016, así como al abaratamiento del gas.

 

Sin tener en cuenta los componentes más volátiles de la cesta de la compra (alimentos frescos y energía), la inflación subyacente se mantuvo en el 1,2 %, seis décimas por debajo del IPC general. Con el dato de agosto confirmado, el IPC suma trece meses consecutivos en positivo y sigue, pese a este repunte de dos décimas en septiembre, en una línea más moderada que a comienzos de año, cuando la inflación se disparó al 3 % interanual.

 

En tasa mensual, los precios crecieron el 0,2 % en septiembre, debido al alza del vestido y calzado, por el encarecimiento habitual del final del periodo de rebajas de verano e inicio de la temporada de invierno, así como del transporte, por el incremento de los carburantes y pese al descenso experimentado en los viajes de avión. También impulsaron los precios en tasa mensual los alimentos y bebidas no alcohólicas, por el encarecimiento de las legumbres, hortalizas y frutas.

 

Tiraron a la baja de los precios el ocio y la cultura, por el descenso de los paquetes turísticos, y los hoteles, cafés y restaurantes, por la caída de los servicios de alojamiento y pese al incremento de los de restaurantes. Por comunidades autónomas, la tasa anual del IPC aumentó en 12 de ellas en septiembre.

 

La actividad turística, el transporte y la vivienda tiran con fuerza de los precios en...