jueves. 18.04.2024

El Govern balear confía en que el fondo de insularidad destinado a equiparar las inversiones estatales en las islas con la media de todas las autonomías estará dotado de unos 150 M€ anuales, ha detallado la consellera de Hacienda, Catalina Cladera.

 

La consellera ha señalado que este fondo es "el gran avance" conseguido en la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la jefa del ejecutivo autonómico, Francina Armengol, y un paso decisivo para cerrar el acuerdo del nuevo Régimen Especial de Baleares (REB).

 

Cladera ha cifrado el efecto económico del nuevo REB en "casi 500 M€" al año, cantidad en la que incluye los 150 millones del fondo, unos 270 millones del "impacto que tendrá en la economía de las empresas" un paquete de medidas fiscales compensatorias de la insularidad, y unos 70 millones por los descuentos en transporte, como el 75% para residentes que ya se aplica.

 

En este último capítulo, ha precisado, aún quedan por cerrar las ayudas que contemplará la futura ley para compensar el sobrecoste del tráfico de mercancías para las empresas del archipiélago.

 

"Estamos en la recta final", ha subrayado la titular de Hacienda y Administraciones Públicas, quien ha celebrado que el presidente Sánchez asumiera "el compromiso político" de que el REB entre en vigor en el primer semestre de 2019, aunque para ello tenga que aprobarse por decreto ley.

 

De esta forma el Govern balear cumpliría con el acuerdo suscrito entre los partidos que firmaron el pacto de gobernabilidad de impulsar nuevas compensaciones de los perjuicios de la insularidad durante esta legislatura.

 

Cladera ha resaltado que Francina Armengol logró el compromiso del presidente del Gobierno de destinar inversiones estatales de manera "inmediata" al un convenio ferroviario que permitiría construir un tranvía entre el centro de Palma y el aeropuerto, a mejoras en abastecimiento de agua, depuración y saneamiento y a rehabilitar "zonas turísticas maduras".

 

La consellera ha destacado que el futuro REB, todavía pendiente de precisiones y de la "forma jurídica" definitiva, es un logro tanto de quienes han negociado con el Gobierno del PP y el del PSOE, como del conjunto de los partidos políticos y las entidades sociales que apoyaron al ejecutivo.

 

Para culminar este "hito histórico", ha demandado "unidad y responsabilidad de todos" en los próximos meses.

 

El Govern prevé unos 150 M€ al año en el fondo de insularidad del REB