domingo. 19.05.2024

El Servicio de Estudios de BBVA mantiene su previsión de crecimiento dinámico para el PIB de las Islas Baleares, con un aumento del 2,5% en 2024, después de que en 2023 fuera del 3%.

La normalización progresiva del turismo ha permitido esta recuperación intensa tras la crisis sanitaria, que se espera continúe en 2025 con un avance del 1,7%. El análisis también destaca la creación de 28.000 nuevos puestos de trabajo en el conjunto de ambos años y la reducción de la tasa de paro a niveles por debajo del 10%.

El informe ‘Situación Islas Baleares 2024’ de BBVA Research, presentado este miércoles por Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España, y José Manuel Mieres, director territorial Este de BBVA, apunta a que el PIB de las islas podría haber aumentado un 3,0% en 2023, lo que supone 0,5% más que en el conjunto de España.

En 2024, el PIB podría aumentar un 2,5%, medio punto por encima de lo que lo hará en el conjunto de España. BBVA Research señala que la economía europea parece haber tocado fondo y podría mostrar una progresiva mejora durante el año, favoreciendo los flujos de turistas provenientes de Alemania.

Se prevé que el PIB de Balears modere su avance, y que el crecimiento se sitúe en el 1,7% en 2025 (2,0% en España). De cumplirse estas previsiones, la tasa de paro se reducirá hasta el 9,5% y se pueden crear 28.000 nuevos empleos hasta 2025.

Entre los factores que pueden ralentizar el crecimiento está el aumento que se observa en los precios en el sector turístico. La pérdida de competitividad ya tiene consecuencias en el flujo de turistas provenientes de la península y podría extenderse al que se origina en otros destinos si continúa durante los próximos meses.

Esto, en un entorno de escasez de mano de obra y aumento de los costes laborales, sin que se perciban avances importantes en la productividad. La falta de inversión en los últimos años podría suponer un lastre al avance del sector turístico, donde ya se perciben niveles de ocupación hotelera relativamente elevados en temporada alta.

Clave es el poco avance en la construcción de vivienda asequible, a pesar del fuerte aumento de la demanda, lo que puede intensificar los problemas de acceso a mano de obra y suponer un lastre para el consumo de los hogares. Por último, la incertidumbre de política económica puede aumentar hacia delante. Serán importantes las medidas que tengan que ser implementadas para reducir el déficit público.

La economía balear se acelera en el inicio de 2024

El crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social muestra uno de los avances más elevados en España en el primer trimestre de 2024, con incrementos especialmente significativos en Ibiza, Formentera y Mallorca. Solo la isla de Menorca muestra un dinamismo inferior a la media española en la afiliación a la Seguridad Social.

La hostelería fue el sector más fuerte en aumento de la afiliación en el segundo semestre de 2023, redoblando su empuje en el primer trimestre de 2024. Pero también sube la contribución del comercio y transporte. En conjunto, el aumento de la afiliación en estos tres primeros meses del año dobla al observado en el segundo semestre de 2023, reforzando la señal de una economía vigorosa.

Buena parte de esta mejora se debe al inesperado aumento en el gasto por parte de extranjeros: durante  el primer trimestre de 2024, el gasto con tarjeta realizado por residentes en otros países y registrado en los TPV de BBVA en las Islas Baleares aumentó un 35% interanual.

En los últimos cuatro trimestres, el gasto registrado más que dobla el de 2019 (+118%), una cifra notable si la comparamos con el incremento del 63% observado en el conjunto de España.

Parte de esta evolución refleja la desestacionalización del turismo que continúa avanzando en las Islas Baleares. Por ejemplo, en los meses de invierno se ha incrementado el número de plazas hoteleras disponibles, acercándose a niveles prepandemia, pero con cifras de ocupación sensiblemente más elevadas.

Este aumento en temporada baja ha favorecido los márgenes, permitiendo a Baleares incrementar precios e ingresos unitarios hoteleros más que en el conjunto de España.  En esta línea, una de las cosas que se ponen de manifiesto en este informe es el cambio que se observa en los últimos años en el gasto de los hogares, con una tendencia a que una mayor proporción del gasto de los hogares se realice en servicios en detrimento de los bienes.

La presión en el consumo de servicios explica que, pese a la contención de los costes energéticos que modera la inflación, esta se mantenga aún cerca del 3%. Y que, en las islas, la incidencia sea algo mayor: en Baleares, los productos con inflación menor del 2% alcanza al 34% de la cesta de consumo, 3pp menos que en España. Por el contrario, pesan 6pp más aquellos con inflación muy alta.

Desaceleración progresiva hacia 2025

El servicio de análisis de BBVA apunta a que el PIB de Baleares modere su avance y que, por tanto, el crecimiento se sitúe en el 1,7% en 2025, frente al 2% que prevé para España.

Los elevados precios turísticos, que acumulan un incremento superior al de los destinos competidores en Europa. y tipos de interés aún elevados podrían limitar el avance del gasto, tanto de los residentes en el resto de España como de los no residentes. En todo caso, la ganancia de márgenes de este año y los incrementos de calidad que se han acumulado en el pasado (en parte ligados a un aumento de la calidad), podrían permitir reaccionar al sector turístico.

El impacto de la pérdida de competitividad podría estarse observando en el menor dinamismo que muestra el gasto realizado en Baleares por los residentes en otras comunidades autónomas de España. Esto, junto con un clima no ha acompañado esta Semana Santa, explicaría que gasto con tarjeta de los visitantes del resto de España se hubiese moderado en el primer trimestre del año.

Pese a la llegada de los fondos Next Generation EU, los datos disponibles no muestran una recuperación de la inversión en Islas Baleares ni en infraestructuras públicas, ni en vivienda o en renovación de edificios ligados a usos relacionados con el sector turístico.

La economía balear creará hasta 28.000 empleos en dos años y el paro se reducirá a...