domingo. 14.04.2024

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural, a través de la Dirección General de Calidad Agroalimentaria y Producto Local, ha publicado los datos de la segunda parte del Estudio del consumo y la procedencia de los alimentos en Mallorca 2023. El principal objetivo de este documento es conocer los factores de decisión de compra más valorados en relación a los alimentos que se compran, así como observar la evolución de la actitud de los consumidores en comparación a 2016 y 2018. El principal dato que se extrae es que el 89,6% de los encuestados considera que la calidad de los alimentos es el factor más importante a la hora de hacer la compra. El trabajo de campo se ha desarrollado en diferentes partes de Mallorca y se han entrevistado un total de 1.019 personas residentes en la isla de entre 25 y 65 años (un 79,98% mujeres y un 20,02% hombres).

Entre otros aspectos, el estudio también revela que el hecho de que los alimentos sean frescos es muy importante para el 79% de las personas (es el segundo factor para la decisión de compra). En tercer lugar, se pueden agrupar los aspectos económicos (precio y oferta) y el origen (estos factores son muy importantes para más del 60% de las personas). Por otro lado, menos relevante es la marca y el hecho de que el alimento sea ecológico (es importante para el 40% de los entrevistados).

Si se compara con los estudios anteriores, que se realizaron en 2016 y 2018, en relación con la decisión de compra, se puede observar una evolución positiva a favor del origen de los alimentos y de si el producto se encuentra en oferta. En cambio, es negativa en cuanto a la importancia de la marca.

En este sentido, en palabras del director general de Calidad Agroalimentaria y Producto Local, Joan Llabrés, los datos ponen de manifiesto que "el consumidor valora cada vez más el origen de los alimentos y la calidad de los productos. Por otro lado, vemos que el factor de la marca cada vez es más irrelevante para la decisión de compra".

Así, los datos del estudio reflejan que, en la evolución de qué se tiene en cuenta para hacer la compra, desde 2016 y 2018 hasta el 2023, no hay grandes variaciones en relación a la importancia que se le da a la calidad, la frescura y el precio de los alimentos, ya que estos tres factores continúan ocupando las tres primeras posiciones. Sin embargo, el hecho que más destaca Llabrés es que "la evolución del factor origen ha ido en aumento año tras año, puesto que en 2016 tan solo un 31% lo marcaba como muy importante y en la actualidad este porcentaje ha subido hasta el 62%".

Otro dato que se puede observar es que en 2016 el factor oferta solo era muy importante para un 50%, mientras que en este último estudio ya lo es para un 63%. Con todo, otros aspectos remarcables son que los indicadores que hacen referencia a la presentación del producto o a la costumbre de consumirlo se mantienen estables desde el 2016 hasta hoy en día. En este sentido, si hace siete años el factor de la presentación era importante para el 42% de los entrevistados, ahora lo es para un 39%. En cuanto al factor de la costumbre de consumir un alimento, en 2016 era importante para un 45%, mientras que ahora lo es para un 43%.

La calidad de los alimentos, el factor más importante al hacer la compra para 9 de cada...