sábado. 15.06.2024

El mercado náutico en Baleares anotó 933 matriculaciones de embarcaciones de recreo, de enero agosto, por lo esta comunidad autónoma continúa en cabeza a nivel nacional aunque descendió el 2,6% con relación a 2002.

En el conjunto del país se registraron 5.191 matriculaciones, 266 más de las efectuadas en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un crecimiento interanual del 5,4%, y rozando los volúmenes de antes de la pandemia.
 

Según datos facilitados por la Dirección General de la Marina Mercante y publicados por la Asociación de Empresas Náuticas (Anen) este martes, las matriculaciones de embarcaciones de recreo no consiguieron superar los registros de 2021, cuando se incorporaron 5.943 barcos entre enero y agosto, un 14 % más que un año antes, a raíz del impulso del turismo náutico tras el confinamiento.
 

Las cifras de enero-agosto de 2023 se sitúan cerca de las registradas antes de la covid, ya que en esos meses de 2019 se matricularon 5.232 embarcaciones, tan solo un 0,78% más que este año, síntoma de la estabilización del sector náutico.
 

Por eslora, destaca el registro de embarcaciones menores de seis metros, 3.761 hasta el octavo mes del año, un 13,6 % que en 2022 y un 72,5 % del total de las matriculadas durante 2023.
 

Tras este crecimiento se encuentra la pujante demanda de motos de agua y embarcaciones náuticas plegables, con 1.789 y 609 registros, respectivamente, e incrementos del 71,2 % en las primeras y del 31,5 % en las segundas.
 

Las subidas detectadas en las pequeñas embarcaciones compensan la caída de matriculaciones de las de mayor tamaño, especialmente notoria en aquellas de más de 16 metros de eslora, en la que se registró un descenso del 30,4% respecto a 2022.
 

De esta forma, la Anen indica que los barcos a motor han registrado una bajada del 17,4% en este periodo, hasta las 1.961 naves, pese a que son el mayor grupo sobre el total (37,8 %).
 

También le acompañan con cifras negativas las neumáticas semirrigidas, con un descenso del 17,7 %, hasta las 550 unidades, y la vela, que padece la mayor caída por tipo de embarcación, un 25%, hasta las 282 naves.
 

Ni los barcos a motor ni las neumáticas semirrigidas ni los veleros han recuperado las cifras de 2019, que sí han conseguido pasar las motos de agua y las neumáticas plegables.
 

Por su parte, el negocio de alquiler de embarcaciones de recreo, conocido como chárter náutica, sigue al alza en 2023 por el aumento del turismo náutico, hasta registrar 1.903 matriculaciones, un 9 % más que en este periodo en 2022.
 

No obstante, el registro de embarcaciones de uso privativo se mantiene por encima del de las destinadas al alquiler al anotarse 3.288 naves, un 63,3% del volumen total de naves.
 

Por provincias, la Anen revela que Islas Baleares sigue a la cabeza de la matriculación de embarcaciones de recreo, con 933, aunque un 2,6% menos que en 2022.
 

Le siguen Barcelona, con 560; Madrid, con 384; Girona, con 317, y Alicante y Málaga, con 310 cada una.

Baja la matriculación de barcos en Baleares que se mantiene como principal mercado...