sábado. 20.04.2024
ENTREVISTA

Anglada: 'Vienen años buenos para aprovechar y recuperarnos en el aspecto anímico y económico'

El artista mallorquín, que protagoniza este miércoles el desayuno empresarial Empresa y Futuro es muy crítico con la gestión política de la crisis hacia el mundo de la cultura

El reconocido artista mallorquín Jaime Anglada protagoniza este miércoles el desayuno empresarial, 'Empresa y futuro'; en el restaurante Aromata. En este evento organizado con el apoyo de las asociaciones de jóvenes empresarios de Baleares, BBVA, Asima y la Dirección General de Innovación del Govern, Anglada explicará su particular visión de la realidad actual que nos adelanta en esta entrevista.

 

-¿Cómo ha vivido un artista esta crisis global de la que empezamos a salir?

-Me metí dentro de mi burbuja creativa. No he hecho yoga, ni teatro, ni macramé, ni pan. Solo he hecho canciones para que cuando llegue el momento que creo que ya ha llegado puedan salir y registrar discos nuevos y poder mostrar un producto nuevo a mi público. Mientras estábamos encerrados ni me he olvidado de mi mismo ni de este público, pero también tengo que decir que he sentido a veces que los que gestionaban todo esto se olvidaban de muchas personas.

 

-¿Cree que los políticos no han gestionado bien la crisis?

-Soy muy crítico con la parte que me ha tocado de cerca;  con  la de la cultura. Se nos ha dejado absolutamente de lado. Seguramente a las personas que formamos parte de este sector, y yo el primero, nos ha faltado valentía para protestar y para alzar la voz. Yo he sido el primero que he cumplido con todo lo que se me ha dicho me he refugiado y he estado pendiente de mi familia y seres queridos y poco más.

 

"Dijeron que no quedaría nadie atrás y con los artistas y otros sectores lo han hecho"

 

Lo que me duele es que después, al sector cultural se le utiliza para dar visibilidad a lo bien que lo está haciendo el gobierno de turno. Dijeron que no quedaría nadie atrás y con los artistas y otros sectores lo han hecho. No creo que haya ni un sector económico que a estas alturas esté contento. Basta mirar al turismo y la hostelería en Baleares.

Pero ahora toca dejar de quejarnos, y toca el momento de seguir hacia adelante, de ser creativos y intentar ser empáticos, escuchar y que nos escuchen. Creo que vienen unos años buenos y que tenemos que aprovechar tanto en el aspecto anímico como económico para recuperarnos.

 

 

-Se dice que habrá un antes y un después de la pandemia. ¿Canbiaremos la manera de enfocar la realidad?

-Claro que si, pero habrá un antes y después muy efímero. Esto saldrá en los libros de historia. En la calle ya hay una actitud diferente. Dentro de dos años hablaremos de la pandemia como una anécdota terrible pero como pasado, como un recuerdo. Al final el ser humano está diseñado para mirar hacia adelante. 

 

-¿Cree que la gente tiene la imagen real del trabajo de un músico?

-Siempre pongo el mismo ejemplo para explicar mi trabajo. Los músicos somos como los agricultores. Vamos a la tierra, tenemos que labrar, sembrar, esperar a que venga el tiempo correcto para que crezcan nuestros frutos, nuestra cosecha que son canciones. Es muy complicado producir todo esto y más con las dificultades actuales.

 

Hago un producto que puede tener un precio pero que después se multiplicará pero soy consciente de que yo no ganaré con este producto lo mismo que los que lo venden. Esta es mi vida escribir canciones y alguien quiera comprar esta canción y que mucha gente la quiera consumir. Aquí es donde vienen mis ingresos.

 

Tenemos la suerte de poder mostrar nuestro arte, nuestra música pero tenemos que ir a los sitios sean teatros, festivales, salas de conciertos y hay una oferta brutal con gran talento.

 

-¿Que opina del cambio en la industria discográfica?

-En los últimos años el panorama ha cambiado de forma brutal. La industria discográfica se ha reestructurado y ha mermado mucho pero al final todo depende de la cultura musical que haya en un país.

Te pongo un ejemplo. Una ciudad americana como Nashville tiene un PIB que depende de la música. Esto no pasa en ningún otro lugar del mundo. Esto se vive en España de otra manera. La industria musical tiene mucho respeto, pero aún se ve con menos de respeto que en otros lugares. Amo Mallorca y no la cambio por nada del mundo, pero vivir de la música aquí es complicado.

 

-Antes de la pandemia se estaba empezando a apostar por el turismo de conciertos. ¿Cómo ves esta apuesta?

-A mí me parece perfecto. De hecho en Fitur se hizo un capítulo especial de lo importante que son estos festivales para las ciudades donde se montan. Teenemos que poner en valor todo lo que nos puede aportar el turismo de conciertos. Tenemos que ser conscientes de que para llegar a nuestra isla es más complicado y costoso que a otros lugares pero estos festivales dejan mucho dinero, mueven la economía local y con ello damos cultura a la gente.

 

"Tenemos que poner en valor todo lo que nos puede aportar el turismo de conciertos"

 

-¿Cuando gira la vista atrás después de estos meses que ve?

-Pues que todos hemos sentido incertidumbre como nunca y un total desamparo y esto aún persiste a pesar de que las vacunas y de que parece que salimos del túnel. No hay duda de que ha habido una mala gestión.

Es cierto que parece que con las ayudas europeas se han hecho los deberes y llegarán ahora apoyos para reconstruir lo perdido. Lo que me gustaría saber es donde quedará la cultura y cuantas de estas ayudas irán para nuestro sector.

Personalmente no creo que se haya ayudado como se debería a la gente como yo por ejemplo, los autónomos, que sin facturar ni un euro hemos seguido pagando nuestras cuotas e impuestos. Sé que me dirán que el dinero que paga un autónomo es para su cobertura social, para el futuro para la jubilación. Pues yo egoístamente pienso que mi jubilación está en los derechos de autor, en una buena canción que pueda escribir. No pienso que sea el gobierno quien me tenga que dar una pequeña ayuda cada mes a los 65 años que además no me jubilaré a esta edad.

 

-¿Y cómo se presenta el futuro inmediato en cuanto a trabajo?

-Después de meses en casa creando canciones ahora empezamos a ver la luz y poder tocar y trasladar a la gente nuestra música. Recientemente hemos cerrado, con mi compañera musical Carolina Cerezuela, una gira con el grupo hotelero mallorquín Barcelo en la que haremos 10 conciertos. Estoy encantadísimo de haber colaborado en su campaña de promoción haciendo una versión de una canción clásica, la Felicidad y agradecido de que una empresa mallorquina haya pensado en nosotros para vender sus servicios.

 

-Con la pandemia se ha tomado mucha conciencia del producto local y de proximidad. ¿Esto también se tendria que exportar a otros ámbitos como el turístico, el empresarial o el cultural y apreciar más el paisaje, los hoteles o la música que se produce en Mallorca?

-En Mallorca lo que había abierto ha vivido de los locales porque no teníamos turistas. Esto nos tiene que llevar a reflexionar. Tenemos que potenciar y valorar lo de aquí no porque sea nuestro sino porque es que es igual de bueno que cualquier cosa de cualquier otro lugar del mundo.

El otro día participé en un programa llamado Viajeros Cuatro enseñando pueblos como Sóller o Valldemossa ¿Te puedes creer que mucha gente de Mallorca desconocía algunas cosas de estos pueblos? Falta curiosidad y cultura para conocer lo que tenemos a nuestro alrededor. Tenemos que tirar del turismo local. Muchas veces no vas a un restaurante de aquí, pero cuando viajas pagas por un servicio el doble que aquí y no comes la mitad de bien. Estas son las cosas que tenemos que apreciar.

 

Anglada: 'Vienen años buenos para aprovechar y recuperarnos en el aspecto anímico y...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad