miércoles. 17.08.2022

Nuevos aires en Madrid

/img/periodico/img_22736.jpg


Soplan nuevos aires en Madrid desde que hace unos pocos días se hizo realidad una moción de censura a la que muy pocos daban posibilidades de salir adelante. En lo que nadie prácticamente creía ahora es una realidad. Tenemos un presidente nuevo y en horas tendremos también un gobierno completamente nuevo que quiere alejarse de los postulados de sus antecesores.

 

El presidente Pedro Sánchez se verá obligado a marcar territorio propio en muchos aspectos pero evidentemente tendrá que tener en cuenta la debilidad que le supone disponer de solo 84 escaños a la hora de tomar grandes medidas. Los pactos se antojan tremendamente complicados y las negociaciones entre tantos partidos pueden convertirse en subastas públicas que no generen demasiada tranquilidad y seguridad que es lo que necesitamos ahora mismo.


Y voy a lo mio. Vivimos una situación en la que los grandes números de la economía marcan una senda positiva. Todo parece apuntar bien pero el consumo no se recupera como debería. Ello lo pagan de forma añadida los pequeños establecimientos a los que no les llega esta recuperación y tienen, a la vez, que competir contra los grandes operadores que aún corren a sus anchas sin prácticamente límites.


Aquí es donde tiene que empezar a intervenir el nuevo gobierno de Sánchez si realmente quiere que el pequeño comercio lo tome en serio y vea que se preocupan por sus necesidades.


Le podría escribir una carta dedicada muy larga con todo lo que puede hacer por nuestros comerciantes pero me quedaré solo en algunas medidas concretas y necesarias que si pueden dar un futuro mucho más halagüeño.

Es más que obvio que hay que cambiar la total liberalización de las rebajas por que no ha servido para nada; bueno si, para despistar a los consumidores. El Gobierno de Sánchez tiene la oportunidad de regularlas de nuevo después que Rajoy mirase para otro lado.


También podríamos hablar de la necesidad de dar más apoyo a los autónomos que soportan cargas que no existen en media Europa. Pero si hay algo que pedir al nuevo ejecutivo es respeto y proximidad. Hay que tener respeto a los territorios y no actuar igual en Baleares que en Madrid. Me refiero en concreto al modelo comercial que se quiere en cada lugar. Por ello hay que respetar la planificación de nuestra isla que se está gestando en estos momentos.


Este respeto también tiene que expresarse en un acuerdo rápido del nuevo REB, un régimen que tiene ayudarnos y mucho a ser más competitivos.


Desconozco, como casi todos los españoles, el tiempo que tiene previsto estar en la presidencia el señor Sánchez antes de convocar nuevas elecciones. Sea más corto o largo este plazo esperemos que sea valiente y tome medidas provechosas para todos y en especial para el pequeño comercio.

Nuevos aires en Madrid
Comentarios