viernes. 12.08.2022

No es sí

/img/periodico/img_22713.png

A la atención del presidente del Gobierno de España.

 

Pese a decir por activa y por pasiva que nunca, nunca pactaría con independentistas, ni con amigos de ETA, ni con los golpistas, ni con los amigos herederos del 15M parece que todo ha quedado en papel mojado.

 

Si hasta hace nada usted decía textualmente que ‘no voy a ser presidente del Gobierno a cualquier precio’ y que ‘atajos no valen’, parece que ha tomado la vía rápida y campo a través.

 

Lo que sea para ser Presidente de un Gobierno multicolor cosido a puntadas con desgana. Lo que sea para asegurarse un sueldo vitalicio de 80.000€. Lo que sea, para entrar en los libros de historia de nuestro país aunque sea en sus páginas más tristes. Lo que sea aún sabiendo a ciencia cierta que el único beneficiado con todo ésto es usted.

 

El tiempo nos dirá cuál es el precio que tendremos que pagar por su capricho, pero de forma casi inmediata ya sabemos que los catalanes independentistas tienen más derechos que el resto de españoles. Parece que, para usted y su partido, los prófugos catalanes que han intentado dividir nuestro país merecen una silla a su izquierda mientras que el resto de ciudadanos que sí cumplimos escrupulosamente la ley no merecemos ni ser, siquiera, escuchados.

 

Y ahora es cuando algunos nos preguntamos cómo es posible que acepten unos presupuestos a los que votaron NO de forma rotunda, que tal y como dijeron el pasado mes de marzo, “el proyecto de ley dibuja un país irreal” y que dejará España “como estaba”, como el estado “más desigual” de Europa. Cómo es posible que se comprometan a gobernar con unos presupuestos en los que no creen ni confían. ¿Acaso será la excusa perfecta para justificar todas y cada una de las promesas que serán incapaces de ejecutar?

 

Es su momento. Si hace unas semanas encabezaban las manifestaciones de los abuelos en las que pedían subidas “dignas” para los pensionistas, ahora tienen la posibilidad de hacerlo realidad. Esperamos que el próximo aumento sea del 20% por lo menos.

 

Se les han acabado los discursos de “Madrid nos mata”, “el Sr. Montoro no nos deja…” y demás. Ahora, de su mano, los gobiernos y ayuntamientos tripartitos y hasta sextapartitos tendrán vía libre para gastar más de lo que se ingresa, como era habitual. Total, el dinero de todos no es dinero de nadie, ¿verdad?

 

Pero como siempre es más fácil criticar que gestionar, yo quería darles la posibilidad de hacerlo. Me parece que ha sido desleal con España, que habrá pan para hoy pero mucha hambre para mañana y que el tutti frutti que pretende coordinar le va a poner constantemente palos en sus ruedas cuadradas.

 

Aún así, le deseo lo mejor. No por usted, sino por todos los españoles

No es sí
Comentarios