domingo. 14.07.2024

Patricia, ¡vuelve!

/img/periodico/img_5921.jpg

 

Hay quien dice que en televisión hay poco que inventar. Que ya se ha hecho y probado con todos los formatos, géneros, e ideas posibles. Yo no estoy nada de acuerdo con esta idea porque no hay más que mirar la parrilla televisiva y comprobar que esta afirmación no es cierta. Existen muchos espacios que han sido una auténtica revolución en los últimos tiempos (y no me refiero a muchos años atrás). Sin embargo, hay veces que las novedades se basan en una reinvención de algo que en su día funcionó y a la que ahora simplemente se ha añadido alguna pincelada para limarla, adaptarla, y conseguir nuevos éxitos o hacer a esas ideas funcionar de una vez por todas. Fíjate el rollo que estoy echando para decir una gilipollez. Me lío.

 

En la tele, que un género deje de interesar en un momento dado no implica su muerte y destrucción. Ni mucho menos. Lo que sucede es que está agotado, demasiado trillao', y se retira de la fiesta porque está 'mu visto'. Eso pasó hace unos años con los 'talk­shows' (programas de testimonios para los que no sepáis inglés. ¡Catetos!. Broma máxima. Yo sólo sé contar hasta diez, y en castellano).

 

Todos recordamos el último talk de gran éxito en nuestro país: 'El diario de Patricia', que se emitió en Antena 3 durante diez años ininterrumpidos. Sin embargo, la marcha de Patricia Gaztañaga y el vuelco del programa hacia testimonios más dramáticos y menos frikies hicieron que el programa de Boomerang TV hiciera aguas en las tardes de A3.

 

Hay más razones que explican la muerte de 'El diario', pero yo me centro en estás dos porque son las que más pesan. Además tampoco hay que dar muchas más vueltas. Una moda en televisión dura como mucho 10 años. Después necesita descansar, volver fresca, y siempre más delgada.

 

Ahora es el momento de recuperar un buen 'talk', y Telecinco debe ser la cadena. 'Sálvame diario' tiene muy buenos datos, con Jorge, con Paz, o con Carlota Corredera. Pero el programa puede empezar a quemarse en breve, no sería difícil. Así es que, como las dietas, es mejor quitarse un kilo antes de dejarse y ponerse como el oso del madroño.

 

La cadena amiga debe cuidar su línea y emitir antes de 'Pasapalabra' un nuevo programa de testimonios. Algo divertido que siga la tónica de 'Sálvame' y que, con el arrastre del programa de La Fábrica de la Tele y la expectación que genera el concurso del rosco, tendría unos datos de lujo. Yo lo tengo tan claro que me sorprende que Mediaset no haya caído aún en todo esto y, si se ha dao' cuenta, no lo ponga en marcha.

 

Amigas, hoy estoy muerto... ayer tuve una boda maravillosa, con gente estupenda, una comida de lujo, y quizás, todas las conversaciones que tuve me hicieron darme cuenta que la gente tiene muchas cosas interesantes que decir... hay que llevarles a televisión!.

Patricia, ¡vuelve!