domingo. 04.12.2022

¿No está Pepsi contra Coca-Cola?

/img/periodico/img_13576.jpg

 

Hace pocos días, el Tribunal Superior de Justicia de Balears se ha posicionado del lado de la  PEPSICO Inc en el litigio que la multinacional de refrescos mantenía con la marca local «Pep Lemon», basado en el supuesto subjetivo de que el uso del término "Pep" podía llevar a confusión en términos de mercado y competencia.

 

Desde una lógica mercantil, todo quedaría en un simple conflicto entre empresas, en el que como casi siempre, gana el pez grande. Pero "Pep Lemon" además de ser una empresa local frente a una multinacional centenaria, es una empresa con iniciativa social y responsable con su entorno. Y además, el hecho sobre el que se sustentan la demanda de Pepsi y la sentencia del TSJ, el uso del "Pep", uno de los nombres más comunes en nuestra comunidad junto con Toni, Tomeu o Joan, sienta un mal precedente que debería hacer saltar todas las alarmas, ya que asienta el mensaje de que no es posible salirse del guión de la economía de mercado, de ir más allá del pez grande que se come al pequeño. De que las empresas pueden y deben hacer algo más que ganar dinero.

 

Resulta por otro lado curioso que Pepsi, que se cuida bastante de entrar en reyertas judiciales con su eterno competidor, Coca-Cola, y libre la batalla por el mercado a través de las estrategias de marketing, se rebaje hasta el punto de atacar a una empresa local isleña. ¿No sería más lógico que la Pepsi, si quiere aumentar su cuota de mercado más allá de aprovecharse del boicot a Coca-Cola por su cierre de plantas, entre ellas la de Palma, fuese una empresa más responsable?

 

La sentencia del TSJ es discutible no sólo porque "Pep" sea una denominación local, sino porque existen precedentes en la jurisprudencia a nivel mundial frente a casos similares, el último el año pasado, en el que Coca-Cola perdió en los tribunales brasileños contra Fors Cola, una empresa local, por el uso de la etiqueta verde y el término "life" vida que se parecía a la bebida con stevia que produce la multinacional. El tribunal concluyó que "el autor (Coca-Cola) no tiene el derecho exclusivo a utilizar el color verde, ni de la plabra de vida, según el artículo que regula los derechos y obligaciones relativos a la propiedad industrial".

 

No hay elementos objetivos que sustenten que el caso de "Pep Lemon" sea diferente, y por eso los poderes públicos deben ser activos a la hora de defender el bien común, que a veces nos jugamos incluso frente a un presunto conflicto entre particulares, como este. No es de recibo, como tampoco lo sería que ninguna multinacional se apropiase del patrimonio cultural inmaterial de nuestra gastronomía para su negocio global... ¿Se imaginan que se prohibiese a las panaderías mallorquinas hacer uso comercial del término "Coca de trempó" porque Coca-Cola lo hubiese patentado? ¿A nadie se le ocurren más ejemplos?

¿No está Pepsi contra Coca-Cola?
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad