martes. 07.02.2023

Fitur, Balears, la sostenibilidad y el futuro

/img/periodico/img_15474.jpg

La nueva edición de FITUR que se abre esta semana en Madrid es especial para nuestra comunidad, ya que somos la única región del planeta que participa como partner en la celebración del año mundial del turismo sostenible promovido por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

 

Desde la Vicepresidencia del Govern se pone así de manifiesto que las Illes no sólo somos una potencia turística que no quiere morir de éxito, sino que además tenemos proyecto a medio y largo plazo: ser un destino turístico "verde" de referencia en el Mediterráneo y en el mundo. Y ser un destino justo, y de ahí el premio a las camareras de piso en la primera y reciente edición de los premios del turismo.

 

Partimos de donde partimos (y no de donde nos gustaría a muchos): de unas islas en buena medida saturadas por la falta de competencia como consecuencia de la coyuntura geopolítica, y de una política pública turística otrora inexistente. Y digo inexistente porque en 40 años de democracia la única política turística que se ha hecho salvo alguna honrosa excepción ha sido de subordinación absoluta a los lobbies y de mala política. Y sinó, recuerden el cierre del IBATUR por corrupción connivente entre políticos y hoteleros, o el caso Rasputín, que es una manera bastante diferente de la del Govern actual de promover el turismo.

 

Pero además de tener proyecto, al Govern de izquierdas lo acompañan a FITUR, un año y medio después de empezar a gobernar, hechos que dotan de sentido y llenan de significado que cuando hablamos de turismo "sostenible", no queremos quedarnos en palabras huecas: llevamos ya en la carpeta de las políticas impulsadas el impuesto del turismo sostenible o ecotasa; la propuesta de regulación del alquiler turístico y otras regulaciones que están por venir, junto con el techo de plazas turísticas.

 

Y en materia mediambiental, la semana pasada sin ir más lejos se aprobó el el Consell de Govern declarar Parque Natural la playa de Es Trenc y su sistema dunar. La misma playa emblemática que servía para alimentar catálogos y expositores de ferias de turismo para vender Mallorca al mejor postor, sin recibir nada a cambio.

 

Ahora hay un Govern que no sólo no ve la tierra y nuestro paisaje y recursos como un medio a explotar o para especular, sino la principal fuente de riqueza para la actual y las futuras generaciones. Y por eso protege, entre otras, más de 11.000 hectáreas que también serán incluídas como Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPAs) pasando así a engrosar la Xarxa Natura 2000 de hábitats. Y más cosas.

 

Mientras tanto, el PP también irá a FITUR, no sabemos a hacer qué. Esperemos que sea para pedir perdón, por alimentar la burbuja turístico-inmobiliaria y por su anti-gestión turística: de poco nos ha servido tener durante 5 años una secretaria de estado de turismo "balear", cuando se ha incumplido todo lo prometido, empezando por subir el IVA turístico, boicoteando la ecotasa como hizo el mismísimo Rajoy en la pasada edición de FITUR, o dejándonos a la cola del estado en inversiones, también en materia turística...

 

Porque encima, quieren que devolvamos dinero de la Platja de Palma, 12 millones de euros ni más ni menos, por mala gestión de su compañero de filas Álvaro Gijón. Pero aún así, irán. A ver si algún hotelero se apiada de ellos y los invita a un coctail.

Fitur, Balears, la sostenibilidad y el futuro
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad