miércoles. 05.10.2022

El mercado inmobiliario español en 2015

Para plantear el escenario del sector inmobiliario español a día de hoy, tenemos que hacer una referencia casi obligada al período de la crisis en la que en España estalló lo que se conoció como la burbuja inmobiliaria.

Un periodo que abarcó desde el año 2008 hasta el año 2014 y el que se caracterizó por un descenso brusco del precio de la vivienda. Un precio que llegó a mínimos históricos haciendo qué entidades bancarias de todo tipo estuvieran al borde de la quiebra al punto de tener que ser rescatadas, por los gobiernos de PSOE y PP, a partir de fuertes inyecciones de dinero.


2015. El año de la recuperación

A día de hoy, y ya con plenas garantías, se puede decir que el año 2015, en el que nos encontramos, es el año de la recuperación del sector inmobiliario español. Una afirmación que hacen consultoras de prestigio como KPMG a partir de una informe dirigido por John Scott, presidente de esta consultora en España, en el que se analizan tanto las causas de la crisis inmobiliaria así como los indicativos que nos muestran esta recuperación. Unos indicativos que podrían resumirse en tres pilares fundamentales.

  • En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, el descenso del precio de la vivienda. Un descenso que se está haciendo patente en todas y cada una de las provincias de la geografía nacional.
  • Asimismo también hay que hacer referencia al aumento del número de hipotecas concedidas. Un dato que no hace otra cosa que refrendar el hecho de que el mercado inmobiliario está experimentando un repunte así como la economía de los españoles.
  • Por último, pero no por ello menos importante, y huyendo un poco de la compra en propiedad, tenemos que hacer referencia al aumento de los alquileres que a día de hoy se está produciendo. Un aumento que también, y de manera indirecta, permite a las entidades bancarias con exceso de viviendas en su stock, el poder rentabilizarlas de algún tipo gracias también, por supuesto, a las ayudas que aporta el Gobierno.

 

¿Cuáles son las zonas en las que el progreso es mayor?

Es justo reconocer que las zonas que más están notando esta recuperación, son las zonas que cuentan con un perfil de público con un poder adquisitivo medio alto y que además tienen gran afluencia de “compradores” extranjeros. De hecho sólo hace falta observar cómo algunas ubicaciones muy concretas como la Costa Dorada o la Costa Blanca están experimentando un aumento en la demanda inmuebles.


Del mismo modo, en las grandes ciudades, sobre todo en las zonas que tienen una mayor capacidad de inversión,  la venta y alquiler de inmuebles de lujo está incrementándose. Un indicador, lamentablemente para la economía global española, que deja bien claro que todavía la clase media y la clase media-baja no están notando del mismo modo esta recuperación económica.


Estrategias agresivas

Volviendo al informe de la consultora KPMG sobre el momento que está atravesando el sector inmobiliario español, hay que hacer hincapié en algunos aspectos que están siendo los verdaderos protagonistas en los cambios de esta tendencia. Unos aspectos que conforman las nuevas estrategias tanto de agencias inmobiliarias como de entidades bancarias.


El primer factor que tenemos que tener en cuenta dentro de este cambio de estrategia tanto de las entidades bancarias como de las agencias inmobiliarias, no es otro que el de la oferta de servicios mucho más completos que permiten al inversor poder desvincularse de todo lo relacionado con los trámites burocráticos en todo el proceso de adquisición y alquiler de un inmueble concreto.


De la misma manera, sorprende ver como entidades financieras y agencias inmobiliarias, están a día de hoy llegando a acuerdos muy fructíferos, y muy beneficiosos por cierto, con ayuntamientos y corporaciones locales para llevar a cabo una reforma integral dentro de determinados parques de viviendas con el objetivo de que sean más accesibles al gran público. De esta manera, y el objetivo es precisamente ése, cualquier persona podrá tener acceso a una vivienda con la consiguiente repercusión que esto tiene dentro del tejido inmobiliario y económico español.


Un conjunto de medidas, en definitiva, que no hacen otra cosa que permitir al gobierno español, actualmente en manos del PP, encarar el futuro con optimismo. De hecho, no en vano, incluso se puede presumir de ser el país, perteneciente a la zona euro, que está creciendo a un ritmo más elevado en estos momentos según datos oficiales del FMI.

El mercado inmobiliario español en 2015
Comentarios