sábado. 20.08.2022

El poder de la piña

/img/periodico/img_10552.jpg

 

Como ya sabrán, desde Pimeco hemos lanzado una marca, “Comprant al petit, feim pinya”, para sensibilizar a la sociedad de lo importantes e imprescindibles que somos los pequeños comerciantes en nuestros barrios y pueblos de Mallorca. Al mismo tiempo, lanzamos una campaña de dinamización comercial a la que hemos denominado “Una pinya de regals”.

 

Esta marca plasma perfectamente lo que es para nosotros esta iniciativa y en qué consiste; hemos conseguido unir comercio, ocio, cultura y deporte para formar una piña y defender lo que llevamos creyendo todos estos años.

 

Ahora, queremos que los ciudadanos, nuestros clientes, se sumen a esta gran piña y puedan disfrutar de más de 40.000 premios directos y 160.000 descuentos y entradas gratis, solo acudiendo a su comercio adherido y rascar la tarjeta premiada. Además, al final sorteamos  un crucero por el mediterráneo para dos personas.

 

Todas estas palabras cobran aun más fuerza y satisfacción cuando sabemos que hay más grupos que tienen los mismos objetivos que nosotros.

 

Un ejemplo de ello es el que han formado diferentes empresas para crear una marca que impulse la promoción del producto balear. Empezaron siendo siete empresas y ahora ya son más de ochenta.

 

Ellos, como tantos, defienden todos los productos que nacen en las islas, aquellos que marcan la diferencia de nuestro territorio, siempre desde la excelencia, el cual cada día está más expuesto al exterior.

 

Sin ir más lejos, un grupo de profesionales de la comunicación también se ha querido unir para formar “piña”. Este diario digital,  ha puesto en marcha una campaña en redes sociales con la etiqueta #somdemallorca, que fue Trending Topic en Twitter,  y quiere promocionar el producto local y validar las empresas que lo fabrican, ya sean grandes, medianas o pequeñas, pero que comparten un mismo sentimiento; tienen pasión por lo que hacen y creen en ello.

 

Todas estas pequeñas “hojas” que forman la piña, demuestran que las empresas locales tenemos más vida que nunca y estamos dispuestos a formar una gran piña para defender lo que creemos.

 

Iniciativas como las nombradas y la que Pimeco lleva por bandera demuestran que el pequeño y mediano empresario mallorquín sigue siendo clave para potenciar la actividad económica de la isla y mantener vivo el sello de calidad que nos identifica.

 

Y no olviden que nuestra “piña” da piñones y por tanto es de un “pi vera”.

El poder de la piña
Comentarios