domingo. 14.08.2022

Bienvenido, Mister Marshall

/img/periodico/img_10235.jpg

 

La llegada de 8 cruceros la pasada semana en un mismo día en el puerto de Palma, no hace sino confirmar la importancia que está teniendo nuestro puerto en este tipo de turismo y del que se beneficia toda Mallorca.

 

Una modalidad de turismo en auge en toda Europa que en nuestro caso, es un elemento más de dinamización del tejido empresarial del sector servicios y del cual se benefician empresas y trabajadores no solo de Palma sino de toda Mallorca.

 

A los datos de ocupación y empleo nos remitimos y que hoy son objeto de envidia y admiración de las otras regiones de España.

 

Una actividad más que, junto a otras actividades y eventos,  ayuda a desestacionalizar la actividad turística de nuestra isla y que ayudan más que perjudican a la creación de riqueza para todos los residentes en la isla.

 

Desde nuestras organizaciones queremos denunciar las opiniones y mensajes que de forma torticera y sesgada están lanzando personas, organizaciones e instituciones, que por cuestiones personales o ideológicas están creando un caldo de cultivo contrario y de rechazo al turismo de crucero y al turismo en general.

 

Nuestras organizaciones, no pueden más que apoyar todas las iniciativas encaminadas a desestacionalizar el turismo de nuestra isla y la actividad crucerista del puerto de Palma, no es sino una más de estas actividades,  que ponen en el centro del turismo europeo a Palma en particular y Mallorca en general.

 

Ahora, más que nunca, que nos empezamos a recuperar de la mayor crisis económica que nos ha tocado vivir,  lo razonable es poner todo nuestro empeño para impulsar y promocionar cualquier tipo de medida que tienda a fortalecer la principal actividad económica de Mallorca que no es otra que ofrecer a todos cuantos nos visitan los mejores y mayores estándares de servicio y calidad.

 

En el alojamiento, en la restauración, en el comercio, en el transporte, etc.  en definitiva a todo aquello que les hace sentirse a gusto y complacidos cuando se encuentran entre nosotros.  

 

Por ello conmino públicamente a las instituciones públicas,  que no se dejen influenciar por todos aquellos que hacen del pesimismo antropológico, de la negación  y del conflicto su razón de ser. 

Bienvenido, Mister Marshall
Comentarios