domingo. 27.11.2022

Icomerç: gestión publico-privada, como no puede ser de otra manera.

/img/periodico/img_8527.jpg

 

La semana pasada el Govern reunió a la flor y nata de la Isla para presentar IComerç, un plan de promoción para el comercio local que busca apostar por la formación, la innovación tecnológica, la cooperación comercial y el asociacionismo.

 

Se trata de un plan prometedor, aunque necesita sin duda de la participación activa de las patronales de comercio para que logre su objetivo. No solo una participación institucional, sino también de cogestión público-privada.

 

Todos sabemos que las nuevas tecnologías están cambiando las reglas de juego. No sólo en la manera en que interactuamos con nuestros clientes, sino también en otros aspectos como en la propia gestión de nuestro comercio, las relaciones con nuestros proveedores y la venta online, por ejemplo.

 

Los cambios se suceden con tanta velocidad que, para un comercio local normal, es imposible seguir el ritmo. Cosa que no pasa con los grandes operadores, quienes tienen la capacidad de no sólo contratar expertos en la materia sino que además pueden manipular al consumidor a través de agresivas técnicas de marketing.

 

La misma presidenta Armengol, en su discurso, nos dio la razón al asegurar que nuestro sector ha sufrido y sigue sufriendo como pocos las consecuencias de la maldita crisis económica y que el Govern debe apoyarnos.

 

Desde Pimeco llevamos ya tiempo reclamando que la Administración ponga en marcha planes que ayuden a nuestro sector a adoptar de una manera práctica todas las ventajas que pueden ofrecer las nuevas tecnologías, una finalidad que IComerç parece comprender.

 

Sin embargo, de poco sirve una herramienta si no sabes cómo utilizarla, por muy buena que sea. Y ahí es donde las patronales más representativas en materia de comercio de nuestra isla, como Pimeco, dentro de la CBC, tiene la capacidad, con los recursos adecuados, de hacer de IComerç una plataforma para potenciar de verdad la competitividad del comercio local de Mallorca.

 

Ya lo dije en mi turno de palabra durante el acto de presentación y aquí lo reitero: la participación de las patronales de comercio en estos planes no puede relegarse sólo a salir en la foto del acto de presentación, es necesario una gestión compartida.

 

Estamos en la calle, codo con codo con los comerciantes. Nadie conoce su realidad, su día a día, sus problemas e inquietudes mejor que nosotros. Y no exageramos, ya que a través de nuestra extensa red de asociaciones adheridas llegamos a casi todos los municipios de la isla y a sus comercios.

 

En definitiva, podemos llegar al tejido comercial de las islas de una manera mucho más efectiva de lo que el Govern podría hacerlo con sus propios medios.

 

En estos momentos todos, Govern, Ayuntamientos y patronales, compartimos el mismo objetivo: lograr asentar en nuestra tierra esta leve mejoría económica. Y el pequeño comercio local de nuestros barrios y pueblos es el mejor aliado posible para lograrlo, dada su alta capacidad para crear empleo y repartir mejor la riqueza que genera entre toda la comunidad. Es responsabilidad de todas las instituciones volver a trabajar todos juntos para conseguirlo.

Icomerç: gestión publico-privada, como no puede ser de otra manera.
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad