miércoles. 08.02.2023

Carta a los Reyes Magos

/img/periodico/img_7699.jpg

 

Queridos Reyes,


Como sabéis, este ha sido otro año duro para mis compañeros comerciantes y para el asociacionismo en general. Aunque 2015 haya terminado con más esperanza, confianza y trabajo, siguen habiendo muchos colegas, en determinadas zonas o sectores, que siguen sin ver el final de la crisis. No debemos olvidar tampoco a los 2.000 comercios que durante los últimos siete años han tenido que cerrar sus puertas.


Con la mirada puesta en el futuro y en el bien común, quiero pediros los siguientes deseos que estoy seguro nos ayudaran a todos a mejorar.


Para el Consell de Mallorca: pido iniciativa, cordura, respeto, consenso y, sobretodo, firmeza. Iniciativa para el trabajo que requiere un Plan Director Sectorial para el comercio mallorquín. Un P.D.S.E.C. que respete nuestro territorio, entorno y, sobretodo, que de equilibrio a todos los formatos (pequeños, medianos y grandes), consensuado con el sector y con todas las fuerzas políticas para lograr convertirlo en una herramienta duradera, con independencia del color político que gobierne. También les pedimos la firmeza suficiente para que se haga respetar en todas las administraciones locales, importantes socios en este menester.


Para el Ayuntamiento de Palma: pido confianza, valentía y firmeza. Confianza en nuestro comercio, que da vida a nuestra ciudad. Confianza en las patronales del sector, que hemos demostrado sobradamente nuestro buen hacer a la hora de dinamizar las calles de Palma y de defender los intereses de sus comerciantes. Y también que estamos siempre ahí, en las buenas y las malas. Que no decaiga su valentía y que no les tiemble el pulso a la hora de enfrentarse a los grandes para hacer cumplir la ley, como han demostrado hace poco dando carpetazo a “Ses Fontanelles”. Y finalmente les deseo firmeza para trabajar por una ciudad viva que puedan disfrutar tanto los que en ella viven como los cientos de miles de turistas que nos visitan cada año. Que recuerden que Palma no acaba en las Avenidas, que hay mucha vida en todas las barriadas y en nuestras manos está potenciarla.


Para el Gobierno de nuestras Islas: pido cambio, claridad y firmeza. Cambio para la Ley de Comercio, una herramienta necesaria en su momento y obligadamente consensuada con el sector, pero que necesita mejorarse para proteger mejor nuestra singularidad y asegurar el equilibrio comercial entre grandes y pequeños. Ahora es el momento del cambio: necesitamos una ley que rebaje a diez los días de apertura en festivos. Una ley que termine con el mal uso que hacen muchos ayuntamientos de las Zonas de Gran Afluencia Turística y que éstas se limiten a los meses de temporada alta. Que la Presidenta haga efectivas sus palabras durante su discurso de investidura: “trabajar para rescatar a la ciudadanía” y que “sin recursos no se puede hacer política”. Los comerciantes somos parte de esta ciudadanía y sin duda hay que ayudarles, y no solo con política, sino también con recursos. Se necesita claridad en las ideas y firmeza para llevarlas a cabo. Hay mucho que hacer por nuestro comercio; no pongamos palos a las ruedas sino que, al revés, hablemos de dinamización, actualización, nuevas tecnologías, representatividad, etc.


Para los representantes sindicales y patronales representadas en el convenio colectivo del sector comercio de nuestras islas: pido trabajo, cordura y consenso. No es fácil lo que estoy pidiendo pero el sector y sus trabajadores lo requieren. De la misma manera que se necesita un salario digno para nuestros trabajadores, que también son clientes nuestros, debemos ser competitivos en el mercado. Debemos trabajar sin descanso para que, desde el sentido común, lograr el máximo consenso para que podamos seguir creando trabajo digno y, al mismo tiempo, ser competitivos con otros tipos de formato, con convenios que hoy por hoy nos perjudican a todos.


Y por último, sin ser en ningún momento egoísta, pido mis deseos para las patronales representativas del sector, incluyéndonos a nosotros. Desearía que todas las administraciones públicas valorasen y respetaran nuestra representatividad y trabajo para y con el sector. Que además, y no tenemos que avergonzarnos de nada por reivindicarlo, se nos tengan también en cuenta cuando se hagan los presupuestos de esta Comunidad. Desearía también, que nuestros comerciantes entiendan que su representatividad a través de las patronales es imprescindible. Sin duda todos tenemos que mejorar, en esto estamos y necesitamos de vosotros para ello, pero también debemos recordar que si no existiéramos como representantes del sector sería muchísimo más difícil por no decir imposible este cambio que ahora pedimos. Y esto que saben todas las administraciones, también debemos ponerlo en valor los comerciantes. Por tanto pido a los Reyes Magos que nos ayuden a estar más unidos que nunca, para que estos cambios sean una realidad y nos lleven hacia el modelo de comercio pequeño, de aquí, próximo y mediterráneo, que genera y reparte riqueza y empleo estable, este que nos hace diferentes y que sin duda nos convierte en un valor añadido para el que nos visita y un referente en la escala de valores de nuestra comunidad.


Estimados Reyes, se que son muchas cosas, pero todas necesarias. Estoy seguro de que nos ayudareis a que se cumplan y que el próximo año todos habremos hecho bien nuestro trabajo.


Con agradecimiento,


Bernat Coll.


P.D. Y que vuestro futuro os sea leve.  

 

Carta a los Reyes Magos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad