martes. 29.11.2022

El precio de la hora laboral en domingo, un lastre para los comercios turísticos

/img/periodico/img_11462.jpg

 

Los comercios turísticos están absolutamente desamparados  con la actual  regulación del convenio colectivo de comercio en cuanto a los costes laborales que se establecen para los domingos y/o festivos.

 

Nuestro convenio colectivo   no tiene en consideración u omite que las temporadas turísticas, tienen una estacionalidad determinada, y duran lo que duran, a pesar que siempre se esté hablando de desestacionalización.

 

La realidad es la que es. Lo realmente cierto es que  los comercios  turísticos deben de apurar al máximo la temporada para hacer rentables sus negocios  y ello implica también trabajar en domingos, en muchos casos.

 

¿Qué sucede entonces? Pues que tal y como está regulado en el convenio el coste de esos días resulta inasumible y excesivamente costoso, lo que produce que los comercios turísticos sean poco competitivos y abrir un domingo resulte muy caro, pues el coste de esos días es muy superior – más del doble- al  que deben abonar las empresas de ANGED que corren con esas horas como si fueran horas ordinarias. 

 

Por eso les hemos pedido a AFEDECO, Federación de Comercio, a la que pertenecemos, que al ser la mayoritaria en la Mesa del Convenio, debe  de resolver con carácter prioritario esta cuestión y no puede pasar una nueva negociación sin solventar una cuestión que para nosotros es vital.

 

Estamos hablando de un número muy importante de comercios en donde el trabajo en domingo es consustancial a su actividad y que penalizar ese día en la forma como lo hace el convenio hace que estos comercios se encuentren fuera de la realidad y sean poco competitivos.

 

¿Por qué no se hace una distinción entre aquellos comercios que por su realidad deben abrir en domingos y el resto?. Lo que no es posible es que para proteger supuestamente al resto se perjudica de tal manera esa parte tan importante de nuestro sector. No olvidemos que estamos en una Comunidad Autónoma turística por excelencia.

 

Por eso le insistimos a AFEDECO que considere nuestras reclamaciones y nuestra realidad y persevere en esta cuestión. Los comercios turísticos deben ser entendidos como los que se encuentran en el litoral, en las zonas turísticas realmente, y no los que se encuentran en ZGAT, puerto que esto es más un concepto o entelequia normativa que no siempre se corresponde con la realidad de los comercios turísticos. Los comercios de la playa, por así decirlo.

 

Desde el respeto hacia la realidad sindical,  no comprendemos  como los sindicatos  pueden permitir que exista para el mismo sector dos convenios diferentes y con unas condiciones económicas tan disparatadamente diferentes.

 

Un convenio, el de los grandes almacenes y grandes hipermercados, el de la ANGED con unas condiciones muy beneficiosas, mientras que los comercios  del ámbito de aplicación funcional del convenio que negocian tengan unas condiciones tan diferentes, que incluso los echan del mercado por poco competitivos a estos efectos.

 

No pueden permanecer impasibles ante este claro agravio comparativo que hace que nuestros comercios turísticos no puedan competir en similares condiciones con las grandes empresas ni con el resto del comercio que tiene abierto todo el año.

 

Nuestra realidad es la que es. Son muchas ya las diferencias a  favor de las grandes empresas (directiva europea de servicio a su imagen y semejanza, normas en general  a su favor) y encima que tengan una condiciones laborales tan favorables, nos hace reflexionar a quien realmente se defiende y a quien efectivamente se perjudica con esta situación.

 

Los comercios turísticos, los de las zonas realmente turísticas, del litoral, hemos trasladado a AFEDECO nuestra máxima preocupación por  esta problemática, con el propósito que nos tenga en cuenta a la hora de negociar en la Mesa del Convenio de Comercio, si bien me da la sensación que los sindicatos no están por la labor.

 

No les importa la realidad comercial de ese tipo de negocios. Ojalá me equivoque, pero creo que no son conscientes que su postura inmovilista e insensible con esta realidad lo que está provocando es que cada día se hagan más convenios de empresa. ¿Por qué no ejercen su presión sindical sobre los grandes? ¿Por qué no son conscientes de esta distinta realidad y diferente tratamiento? ¿Por qué no se hace una regulación diferente para este tipo de comercios?

El precio de la hora laboral en domingo, un lastre para los comercios turísticos
Comentarios