lunes. 15.08.2022

Comprar vinos en el súper. ¿Heroicidad o tocomocho?

Señorío de los llanos crianza 2012

Bajoz 2014

Marques de Griñón Rioja tempranillo 2014

 

El ejercicio de hoy, como si se tratara de una sesión de gym placentero, si es que puede haber tal incongruencia, se centra en encontrar el vino más barato de tres Denominaciones de Origen españolas, diversas, que se vendan en el multi lineal de una gran superficie de alto nivel, de esas que se gasta el dinero en sus anuncios de publicidad avanzado la llegada de las estaciones con meses de anticipación, y desde luego no morir en el intento.

 

Las zonas elegidas: Valdepeñas, Toro y La Rioja. Porque mientras que la Valdepeñas y La Rioja son zonas de fácil producción vinícola y un gran desarrollo en viñas, Toro puede parecer más privilegiada y más difícil de que encontremos vinos de precio “corto”. Así que deberíamos encontrar bastantes vinos de precios reducidos tanto en La Mancha como en Rioja, pero la primera sorpresa viene  de que la D.O Rioja sabe que su nombre tiene un valor intrínseco, y desde luego, aunque haberlos haylos, porque en el canal Horeca sí podemos encontrarlos, pero en la tienda, super o centro comercial, parece que saben jugar a estar algún euro más alto que los precios más bajos. El tiempo y la historia favorece a Rioja, lo que no quiere decir, muchas veces, que el resultado sea igual de satisfactorio. Cierto vino de tapeo y de menú del día, en manos de desalmados especuladores que prefieren mirar al vino más por su apellido económico que por su nombre cualitativo, ha hecho más grande el reino de los tintos de verano, cuando esta bebida, bien conducida, puede ser un gran refresco, pero esa otra historia y que desde luego la trataremos en su momento. Eso entrará dentro del mundo de los combinados del vino y los miedos al talibanismo por parte de los tontos del vino. Raza en aumento sin peligros de extinción.

 

¿Qué debemos de pedirle a un vino económico?. Pues lo mismo que a un vino de precio: que esté bueno, aunque al de precio con minúsculas seguramente nos ofrezca, por lo genereal, un menor número de fuegos de artificio. Pues los vinos que superan una cifra, pongamos los diez/doce euros, empiezan a  poseer estructuras más intensas, peculiaridades más cuidadas y una riqueza y atención, por parte del viticultor y bodeguero, que los de la familia menos favorecida. Ya hablemos de la valía zona, de las dificultades para la recogida de la uva, o de si se emplean únicamente medios manuales o no.

 

Vamos con nuestras tres elecciones de hoy:

 

Señorío de los llanos 2012, crianza.

Uva Tempranillo. Valdepeñas

Precio: 1,95  €

Valdepeñas es una zona que está integrada geográficamente dentro de la Mancha, el mayor viñedo del mundo con 437.000 hectáreas. La viveza empresarial ha dejado los años del todo vale para unir tecnología a calidad, y así, poder ofrecer productos de mejor calidad para la exportación y el mercado interno.


Este vino encierra interesantes sorpresas si no tenemos la prisa en verlo nada más descorchar. Lograremos ir encontrando aromas que nos hablan de frutas rojas. Con lo que será un vino que más que beberlo solo acompañará comidas o tapeos. Le gusta la compañía.

 

Conforme se va abriendo el vino, lo tenemos más en copa y se oxigena y puede demostrar más fácilmente sus virtudes y sus defectos, ofrece en nariz ciertas frutas rojas y al dejarlo más tiempo apareen aromas acompotados, con lo que se vuelve interesante y se deja mecer agitando la copa. Va ganando cuanto más lo tenemos abierto pero siempre bajo la consciencia de que su expresión será como la un programa de la Cuatro. Hay, pero no por siempre. No hay notas extrañas en boca, lo que es muy de agradecer.

 

Somos muy estirados y aún no queremos darnos cuenta de que hay vinos, como H&M ofrece ropa para salir del paso y que sin estar maravillosamente acabada puede durarnos  más temporadas de las deseadas, que podemos beber a diario por cifras contenidas y que además lo que bebemos tiene un nivel de calidad muy satisfactorio.

¿Se puede pedir mucho más por ese precio?. Si somos realistas, no.

 

Bajoz 2014. Toro.

Uva Tinta de Toro (tempranillo)

Precio: 2,30 €

 

La zona de Toro se ha convertido en los últimos años, gracias a sus esfuerzos y a su rigor en el trabajo en las parcelas y en bodega, en una de las más admiradas y valoradas por críticos y amantes del mundo de vino.

 

Partamos de la base que la Bodega Bajoz cuenta con 138 viticultores/cooperativistas, es la más grande de la zona, ha dado un cambio radical a la manera de entender los vinos en la zona desde 1997, 1100 hectáreas de viñedo, de los cuales 70% son viñas viejas. El rendimiento de estas viñas es uno de los mas bajos del mundo. Elabora 5 millones de litros de vino teniendo capacidad para llegar hasta 13 millones en sus instalaciones y poseer esta cantidad de uva  pueden permitirle ofrecer vinos de bajo coste.

 

De vivo y bonito color violáceo desde su primera presencia en la copa, nos habla de alta vitalidad. Aromas serios, frescos, que ayudan a beberlo. Acidez presente que podrá alargar la vida de esta Tinta de toro. Que se desarrolla en boca, sin ser invasivo, pero que con su estructura satisface sin tener que hacernos demasiadas preguntas.

 

Una muy buena elección, además de contar con una etiqueta muy informativa y bien diseñada que ayuda a recibir esa información que hace que muchas etiquetas sean algo más que un simple distintivo y queden como una lectura que nos ayuda a comprender mejor lo que nos proponemos beber.

 

Marqués de Griñón 2014

Alea, tempranillo, Rioja

Precio: 3,94 €

 

El nombre de Carlos Falcó está unido al de los grandes del vino en España. Que en algún momento apareciera y aparece en los templos de la prensa rosa tal vez la hayan servido para poder publicitar sus vinos y hacerlos más populares. Pero su indudable interés por la viticultura de calidad le hacen una apuesta segura, más cuando se trata de esta franja de precios, donde el jugársela, más que por la estética de las botellas, debería de mirarse por la ética de lo que hay dentro.

 

Y lo que tenemos dentro es un vino muy bien elaborado, equilibrado, con un color maduro y aromas que van ocupando el interior de la copa conforme el vino permanece en ella.

 

Para quien aprecie la clasicidad de Rioja, elegancia sencilla, vamos un joven abogado que viste a la perfección y no deja escapar nada a la casualidad. Todo en este vino está bien medido, y n o va a defraudar en absoluto. Para aquellos que juegan a asegurar. No hay sorpresas, hay continuidad de tradición. Todo ello con una elaboración muy correcta y los conocimientos técnicos de una empresa que sabe, desde luego, hacer vinos, y darle la expresión que el territorio merece.

 

Buscar vinos en los lineales, sí claro, como negarnos habiendo estas posibilidades de encontrar ejercicios realizados con resultados tan brillantes, (más en el caso de Bajoz y Alea).

 

Beber no tiene que ser caro. Y el día a día merece botellas sencillas, pero que nos satisfagan. No olvidemos que aprender tiene un coste, económico, claro, por ello está muy bien ir recorriendo el camino sin ansias. Y tener en cuenta que el mejor vino será el que más nos  gusta.

 

Comprar vinos en el súper. ¿Heroicidad o tocomocho?
Comentarios