lunes. 22.07.2024

Restauración CAEB asegura que “entre los puestos de trabajo que se perderán para siempre y la elevada reducción de horas que sufrirán los contratos que se mantengan” más de 8.000 puestos de trabajo se van a ver, el año que viene en Mallorca, “gravemente perjudicados”.

 

 

Además, afirman, más de 600 establecimientos de Hostelería cerrarán para siempre y el 90% del sector perderá dinero este año . Todo ello como consecuencia de la crisis económica generada a partir de la crisis sanitaria del COVID 19.

 

Una crisis que se enfrenta, actualmente, a la tercera ola y que en caso de que las medidas implantadas y anunciadas este lunes por el Govern balear no tengan efecto para paliarla, advierten,  “Mallorca no podrá resistir una cuarta ola y supondría el fin para más de 60% del sector y para el 50% de los puestos de trabajo”.

 

En definitiva, concluyen, “la situación actual de la restauración y hostelería balear es dramática con más del 70% del sector prácticamente cerrado”.

 

Por ello, recuerdan, “y aunque aceptamos las medidas implantadas por el Govern con el fin de salvaguardar las vidas humanas y proteger a nuestros colectivos más vulnerables, necesitamos ayudas económicas directas que nos permitan poder encarar la próxima temporada con las máximas garantías de previsión y responsabilidad, previo trabajo conjunto y de consenso con el sector”.

 

Precisamente por todo ello,  Restauración CAEB ha entregado a la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, así como al Consell Insular de Mallorca y Ayuntamiento de Palma, un documento que incluye una batería de medidas y ayudas necesarias para la “subsistencia del sector y los establecimientos de restauración y hostelería como colectivo vulnerable durante y posteriormente a la crisis sanitaria del COVID 19”.

 

Por ello los restauradores exigen una serie de medidas para salvar al sector entre las cuales piden la exención del impuesto de la incineradora para todo el año 2021 así como el 50% de exención en la factura de Emaya de 2021.

 

Además se reivindica una bonificación del 100% del Impuesto sobre las Ocupación de vía pública en la totalidad de Ayuntamientos, para todo el año 2021, además de la posibilidad de volver a fumar en las terrazas.

 

Los empresarios reclaman reiniciar la Mesa de Negociación de la Ordenanza Municipal de Ocupación de Vía Pública de Palma aprobada en el año 2018, puesto que no atiende la nueva normalidad, mermando la competitividad de las mismas en cuanto a cierres, calefacción, para vientos, etc.

 

Los empresarios reivindican también una subvención de pruebas PCR a toda la población con cupos mensuales de hasta un 80% por parte de la Administración y, de la misma manera, una promoción por parte de las Administraciones locales y autonómicas de los espacios abiertos como terrazas, parques, plazas, paseos, acera, etc. como han realizado en otros países.

 

CAEB Restauración ademá pide permitir el uso de ocupación de vía pública destinada a terrazas en zonas peatonales y plazas, así como se permite el uso de “parking” para la ocupación de mesas y sillas.

 

Entre todas las medidas presentadas, además, destacan aquellas que aunque Baleares no dispone de competencia total, sí puede ejercerse desde la comunidad una presión en el Gobierno central con el fin de defender al sector. Dichas medidas serían una reducción de las cargas sociales de un 100% durante estado de alarma o mientras se apliquen medidas restrictivas a la actividad, para resto del 2021 un 50%, y un 25% en 2022 como año de la recuperación económica.

 

Proponen además la bonificación de la cuota de Autónomo de un 100% durante estado de alarma o mientras se apliquen medidas restrictivas a la actividad, para resto del 2021 un 50%, y un 25% en 2022 como año de la recuperación económica.

 

Prorrogar los ERTES hasta junio, eximir los impuestos sobre la luz y el gas a un 50% durante 2021 y 2022 o reducir al 50% la retención fiscal de los alquileres, o lad evolución de saldos IVA a favor de la empresas son otras medidas propuestas.

 

Los restauradores advierten del futuro más negro y piden medidas para salvar al sector