martes. 07.02.2023

La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, María Frontera, ha asegurado que el sector ha invertido mucho dinero para transformar las zonas turísticas afectadas por el decreto ley contra el turismo de excesos aprobado este viernes y ha pedido que se doten de medios suficientes las campañas de inspección para que la norma sea efectiva.



La FEHM, la Asociación de Cadenas Hoteleras (ACH) y las patronales de las zonas afectadas han manifestado en un comunicado conjunto que comparten el objetivo final del decreto ley aprobado por el Gobierno balear para erradicar los comportamientos incívicos y el abusos de alcohol "por el perjuicio que generan tanto en los destinos afectados como a nivel de imagen".



A falta de conocer el contenido íntegro del decreto ley aprobado por el Consell de Govern, las patronales hoteleras han valorado que respete los contratos firmados por los hoteles con turoperadores y clientes directos hasta su entrada en vigor para permitirles cumplir los compromisos adquiridos y garantizar la seguridad jurídica.



Destacan que la regulación de la venta de alcohol en establecimientos hoteleros y de restauración con precio global se limitará a 3 bebidas por persona en los servicios de comida y cena, y el resto de consumos de alcohol deberá ser por cada unidad, en la Playa de Palma, Magaluf y West End de Ibiza.



Consideran que hay aspectos de la comercialización que "deberán revisarse en profundidad porque habrá mucha casuística para estudiar y resolver". Señalan además que en las zonas concretadas se verán afectados por las prohibiciones también hoteles que no trabajan con el perfil de cliente que se persigue cambiar y que ocasiona los indeseables comportamientos incívicos.



Frontera ha dicho que “el sector hotelero ha invertido muchísimos recursos económicos para transformar estas zonas turísticas y por lo tanto está muy comprometido y ha sido impulsor de los primeros pasos de esta transformación".



Considera "imprescindible para que se dé cumplimiento a este ambicioso decreto ley y se produzcan resultados efectivos, contar con una buena planificación de las campañas de inspección y que se dote de los recursos humanos y medios suficientes".



Los hoteleros reclaman además inversión pública en la mejora de estos destinos turísticos, "tanto con la financiación del Estado que se comprometió a aportar la ministra Reyes Maroto como de la propia administración autonómica que cuenta con recursos del Impuesto de Turismos Sostenible, cuyo uso para este fin está más que justificado así como los propios ayuntamientos.”



Aunque se ha aprobado una vigencia de 5 años, Frontera cree que el decreto podría suspenderse antes si se cumplen los objetivos, si hay un esfuerzo colectivo, se trabaja con planificación, con la adecuada dotación de medios, inversión y un buen seguimiento de las actuaciones y resultados.



Las patronales hoteleras han manifestado al Gobierno Balear la importancia de explicar bien el alcance, aplicación y objetivos de esta norma a los mercados emisores, turoperadores y medios de comunicación, para evitar "una comunicación incorrecta que tenga efectos contrarios a los perseguidos", ha advertido Frontera.



Ha pedido "un plan de comunicación amplio, riguroso y efectivo, acompañado de un refuerzo de las campañas de promoción de promoción que pongan en valor todos los productos turísticos" de las islas.

Los hoteleros también piden medios para hacer cumplir la nueva norma contra el turismo...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad