jueves. 06.10.2022
URBANISMO

Lloseta se abre al uso turístico

El Ayuntamiento aprueba una modificación urbanística que permitirá crear hasta 300 plazas bajo la fórmula de hoteles de interior o hoteles de ciudad

Lloseta se abre literalmente al uso turístico. El Ayuntamiento ha aprobado en el último pleno una modificación de la normativa urbanística municipal que permitirá la creación de alojamientos hoteleros en el núcleo antiguo del pueblo y en la zona de Aiamans, bajo la fórmula de hoteles de interior o también hoteles de ciudad.

La normativa urbanística vigente actualmenet, con más de dos dècades de antiguedad, impedía esta posibilidad.

 

Con la nueva norma se permitirá dar licencia a aquellos proyectos ubicados en la parte Antigua del pueblo y que se ejecuten en edificios más antigues de 1940 o bién que tengan alguna protección patrimonial. El formato de hotel de ciudad también se permitirá en la misma zona reformando edificios más Nuevos però ajustándose al PIAT aprobado por el Consell.

 

En cualquier caso se ha acotado que por cada plaza hotelera que se quiera activar el proyecto deberá contar con un mínimo de 35 metros cuadrados construidos. Además se fija un techo máximo de 300 plazas hoteleres pensando en que esta es la carga màxima para este uso que pueden suportar las infraestructures municipales.

 

Este cambio normativo se aprobó por primera vez en 2017 pero la Comisión Balear de Medio Ambiente rechazó entonces que los usos de alojamiento se pudieran ubicar en cualquier parte del pueblo. Por este motivo ahora se ha restringido más esta posibilidad.

 

Ahora el cambio de normativa se pondrà a exposición pública y se enviarà de nuevo al Consell de Mallorca y a la Comisión Balear de Medio Ambiente para conseguir informes favorables.

 

El regidor de Turismo, Francesc Abolafio ha indicado que "en los últimos años ha crecido de forma importante el turismo de interior vinculado a valores añadidos como el paisaje, la naturaleza, el patrimonio o la gastronomia y que queremos atraer a Lloseta. El hecho de que se puedan desarrollar nuevos proyectos de alojamiento tendrá una repercusión positiva sobre nuestra economia, sobre el comercio, la restauración y también sobre el patrimonio y el urbanismo con la recuperación de antigues edificios"

Lloseta se abre al uso turístico
Comentarios