lunes. 30.01.2023
POLÉMICA

La plataforma contra los Megacruceros reclama al Govern restricciones más duras a la escala de barcos

Consideran que como mucho se debería dejar atracar un crucero al día con un máximo de 4.000 turistas

 

La Plataforma contra los Megacruceros ha criticado el acuerdo para limitar el atraque de buques en Palma por hacer "caso omiso a las reivindicaciones de la ciudadanía" y ha reclamado que se aplique la misma ley que detuvo el tráfico de cruceros durante más de un año por la pandemia.



La Ley de Navegación Marítima, establece que "la entrada de barcos en los puertos españoles podrá prohibirse o condicionarse por razones de emergencia o riesgos específicos para la salud pública (...) o la sostenibilidad ambiental", asegura la entidad .



El tráfico de cruceros permaneció detenido en España durante más de un año durante la pandemia en virtud de ese artículo que la plataforma considera "totalmente vigente", tanto en términos de salud pública, por "el goteo constante de brotes de covid en cruceros en todo el mundo", como de "sostenibilidad ambiental".



La plataforma ha reiterado su rechazo al acuerdo de diciembre par regular la llegada de cruceros a Palma, tras la reunión este lunes entre el Govern, la Autoridad Portuaria de Baleares y la patronal de empresas de cruceros CLIA, para establecer los mecanismos que permitan llevar a término ese acuerdo.



Rechazan que se ha tomado "de espaldas a la ciudadanía, en un país extranjero y haciendo caso omiso a las reivindicaciones de la plataforma conformada por una treintena de entidades ecologistas , ciudadanas y vecinales desde hace más de dos años".



La plataforma considera que, mientras no existan estudios de impacto ambiental y social, "la ciudad no soporta más de un crucero al día", pero el acuerdo permite hasta 3 cruceros en un mismo día y en 2022 habrá días con 4.



El acuerdo recoge que no podrán superarse en ningún caso los 8.500 cruceristas diarios en cómputo semanal en Palma, pero la plataforma insiste en pedir que el máximo sea de 4.000 personas "para no colapsar el centro de la ciudad, saturar los servicios públicos, alterar la vida vecinal y generar modificaciones significativas en el tejido comercial".

 

Denuncian que en 2022 están previstas 460 escalas en el puerto de Palma, cuando la plataforma lleva dos años exigiendo una moratoria y "que no llegue ningún crucero más hasta que se realicen los estudios de impacto medioambiental, de salud pública, económico y social de este tipo de turismo de masas" de forma rigurosa y responsabilidad de las instituciones, "no de las navieras", advierten.

 

Describen el acuerdo como "la escenificación del 'que cambie todo para que no cambie nada'" porque supondrá un número muy similar de cruceros, de contaminación y de riesgos para la salud pública, tras dos años de supuestas negociaciones.

 

La Plataforma contra los Megacruceros sigue exigiendo que se estudien rigurosamente los impactos medioambientales, de salud pública, económicos y sociales de los cruceros en el Puerto de Palma "para poder tomar medidas informadas y coherentes". Mientras no existan esos datos, insisten en defende una moratoria en el turismo de cruceros.

La plataforma contra los Megacruceros reclama al Govern restricciones más duras a la...
Comentarios