sábado. 28.01.2023

Baleares ha dado a conocer en Fitur su oferta como destino de salud y bienestar, basada en una amplia red sanitaria pública y privada y en los alojamientos centrados en ese segmento, con un potencial que ha destacado la presidenta de la Unión Balear de entidades Sanitarias (UBES), Carmen Planas.



"Tenemos que vender Baleares como destino seguro y que tenemos una sanidad excelente tanto pública como privada", ha declarado Planas con motivo de la presentación de la oferta de Baleares en el marco de Fitur Salud, en la feria turística madrileña.



Planas ha defendido que en Baleares, en este ámbito, "los turistas tienen un valor añadido que si se van a según qué mercados competidores no tienen", gracias a "una infraestructura sanitaria de primer nivel que no se da en mercados alternativos mediterráneos". "Lo tenemos que potenciar porque puede traer gente todo el año y puede desestacionalizar", ha insistido.



El turismo de salud incluye la medicina estética, fertilidad, oftalmología, odontología, chequeos, rehabilitación y medicina deportiva, atención a crónicos y pacientes senior y los productos de bienestar, "todo ello enfocado a la baja complejidad médica", ha explicado el presidente el Segmento Estratégico (SET) de Turismo de Salud y Bienestar en Baleares, y gerente de UBES, Toni Fuster.



Fuster ha explicado que el SET supone la alianza de prestadores privados de servicios y de la administración "para crear un producto con un valor añadido, que permanezca en el tiempo y abarque a toda la cadena de valor".



"La asistencia sanitaria de titularidad privada tiene un peso específico muy importante en el territorio balear y esto hay que aprovecharlo", ha dicho Fuster.


Baleares dispone de 25 hospitales con 3.851 camas, de los que 14 son privados (el 56% del total) con 1.426 camas (el 37% del total).



Además hay más de 465 hoteles de entre cuatro y cinco estrellas en Baleares, con servicios complementarios a los tratamientos médicos, y numerosos de ellos con spa y centros de "wellness".


Fuster ha indicado que el objetivo de haber marcado el turismo de salud y bienestar como un segmento prioritario es posicionar las islas y "que Baleares se conozca como destino de salud en el Mediterráneo".


Además de la red sanitaria, juegan a favor de Baleares su accesibilidad y seguridad y ser un destino turístico consolidado.



Fuster ha explicado que, en el ámbito de los tratamientos de fertilidad, el área de turismo más demanda, más del 20% de los pacientes de los centros de Baleares son internacionales, con predominio de la nacionalidad alemana.



En cirugía estética, más del 30% de los pacientes son internacionales (residentes y turistas de salud) y los principales países de origen son Italia, Reino Unido, Alemania y Países Bajos. Reclaman sobre todo tratamientos antiedad, que sean ambulatorios y no dejen marca.



Para pacientes senior y crónicos hay empresas especializadas en en este ámbito. Son sobre todo usuarios nacionales, ingleses y alemanes.


Fuster ha precisado que el turismo de bienestar está en fase de análisis, definición y acreditación y que implica a las conselleries de Turismo y Salud y también el sector privado. "Requiere un análisis exhaustivo y prudencia", ha indicado.

La patronal sanitaria promociona Baleares como destino de salud
Comentarios