martes. 29.11.2022

 

Los precios de los viajes se mantendrán o crecerán de forma marginal en 2017 por la incertidumbre geopolítica y económica, según un informe de la Asociación Global de Viajes de Negocio (GBTA, por sus siglas en inglés).

 

El estudio identifica seis riesgos clave en 2017: el rendimiento de los mercados emergentes, las turbulencias del mercado financiero, los riesgos geopolíticos, la incertidumbre que rodea al ‘brexit’, la potencial fluctuación de las tasas de interés en Estados Unidos y los precios del crudo.

 

En el caso del transporte aéreo, el informe prevé que los precios aumenten un 2,5% en 2017, aunque las tarifas podrían caer por debajo de los niveles de 2015 en algunos mercados, al mantenerse bajos los precios del crudo.

 

Los cargos por servicios complementarios aumentarán el peso que tienen en el conjunto de los ingresos. Ya en 2015 pasaron a ser el 7,8% de los ingresos globales de las aerolíneas, frente al 6,7% que suponían en 2014.

 

Por regiones, los precios aéreos caerán en la región de Asia-Pacífico un 1,1% o bien se mantendrán estables durante 2017 gracias a los bajos precios del petróleo, si bien en Japón y Singapur sufrirán un “impacto significativo” por las proyecciones de los tipos de cambio de sus divisas.

 

En Europa del Este los precios aumentarán un 4%, en parte por la competencia limitada que hay allí, mientras que en Europa Occidental aumentarán un 0,5%, y en África y Oriente Medio un 2%.

 

Los precios aéreos bajarán un 1,9% en Latinoamérica y el Caribe, mientras que en Norteamérica se incrementarán un 3,7%, ya que GBTA prevé que las líneas aéreas de los países de esa zona reinvertirán parte de los beneficios obtenidos por la bajada del precio del crudo en la compra de nuevos aviones y en la mejora de su producto.

 

Respecto a los precios de los hoteles, el estudio dice que las “megafusiones” hoteleras que se están produciendo no tendrán un impacto en los precios hasta 2018.

 

Así, para 2017 prevé que los precios en 2017 caigan un 0,6% en la región de Asia-Pacífico, un 2,4% en Europa del Este y un 0,5% en Oriente Medio y África, mientras que en Europa Occidental aumentarán un 1,8%.

 

También pronostica que en Latinoamérica y el Caribe caerán un 0,9%, mientras que en Norteamérica se incrementarán un 4% en 2017, aunque con una gran diferencia entre la costa este y la oeste.

 

En la oeste, en Seattle, Los Ángeles, San José y Vancouver habrá aumentos de uno o dos dígitos, debido al ‘boom’ de la alta tecnología y a la escasez de habitaciones. Sin embargo, en el este, en ciudades como Nueva York, Toronto o en la región petrolera y gasística de Canadá, los crecimientos de los precios serán bajos o, incluso, caerán debido a la sobreoferta de habitaciones de hotel.

 

Los precios del sector del transporte terrestre se mantendrán planos, en general.

 

Por áreas geográficas, se incrementarán ligeramente en Asia-Pacífico (0,8%) y se mantendrán planos en Europa, Oriente Medio y África, si bien en Europa Occidental caerán un 0,1%. En Latinoamérica aumentarán un 0,5% y en Norteamérica se mantendrán también planos.

 

En cuanto a los precios para reuniones y eventos, el estudio prevé en 2017 incrementos moderados en el coste diario por asistente en la región Asia-Pacífico y Norteamérica, mientras que en Europa se mantendrá planos y en Latinoamérica caerán un 10%.

 

El tamaño de los grupos crecerá entre un 3% y un 6% en Asia-Pacífico, Europa y Norteamérica, mientras que en Latinoamérica se mantendrá plano.

La incertidumbre política y económica frena el alza de los precios turísticos
Comentarios