jueves. 25.07.2024

El 'Palau de Congressos' de Palma ha recuperado toda su actividad en la época postpandemia y ahora se empieza a vislumbrar de nuevo su enorme potencial de cara al turismo MICE. Hoy hablamos de ello con Karina Zaplana, directora de ventas y marketing del palau y del hotel Meliá Palma Bay.

 

-¿Cuál diría que es la actual situación de demanda del turismo de Congresos en la isla?

-Afortunadamente la actividad MICE en general ha vuelto totalmente a la normalidad, y por supuesto los congresos, siendo buena señal de ello los 11 congresos de diferentes especialidades que se celebrarán este año en el Palau de Congressos, más algunos seminarios o congresos más reducidos en otros enclaves de la ciudad, como el Auditórium de Palma o bien en hoteles. 

 

-¿Podríamos decir ya con firmeza que Mallorca se ha posicionado como destino MICE dentro del recorrido nacional e internacional de ciudades que optan a acoger grandes congresos?

-En el segmento corporativo, no cabe duda que Palma está entre los destinos europeos destacados, ya desde hace tiempo, por la extensa oferta que permite combinar la parte profesional con otro tipo de actividades.

Pero en el segmento asociativo, si bien a nivel nacional estamos totalmente posicionados, no así tanto a nivel internacional en el ámbito de healthcare.  No ha sido hasta finales del año pasado que Palma, como capital de la región Balear, ha logrado el visto bueno de Farmaindustria Europa para acoger congresos médicos internacionales, y como resultado ya se ha confirmado el 1º para abril del 2024, lo que es un gran avance para el destino.  

 

-¿De qué depende que el equipo organizador de un gran Congreso elija o no a un destino para ser su sede?

-Hay muchos factores que influyen y uno de los que más peso tiene es que en destino haya un “embajador” de la especialidad si es un congreso médico, por ejemplo. Pero no todos los congresos son médicos, hay de educación, de tecnología, de ciencias acuáticas como el que tendremos en junio, o incluso de la Agencia Espacial Europea con la que estamos trabajando la candidatura para el 2024.

 

Factores cruciales: conectividad nacional e internacional, amplia oferta hotelera, seguridad ciudadana, cobertura médica suficiente en el territorio, apoyo institucional en la bienvenida y en el programa, transporte público y por supuesto el enclave que cumpla los requisitos en cuanto a plenaria, subcomisiones, zona de exhibición, etc.  Sin olvidar cada vez más todo lo relacionado con la sostenibilidad, por supuesto. 

 

-No podemos olvidar que hace 3 años, el sector MICE y en general el de los eventos vivió su peor momento por el COVID. A día de hoy, ¿Podemos decir que el sector ha recuperado su actividad plenamente?

-Sin lugar a dudas, y en cualquier foro al que asistimos, todos coinciden en que el evento presencial ha resurgido con más fuerza que nunca.

 

No cabe duda, que la tecnología ha sido de gran utilidad durante la pandemia y sigue siendo un elemento facilitador en los eventos, ya que estos pueden llegar a más participantes de manera online, o permitiendo a un speaker que por agenda no podría viajar, el poder hacer su ponencia de forma virtual. 

-¿Podemos hablar de cifras para este año y para el 2024 en cuanto a congresos, convenciones y reuniones que se realizarán en el Palau de Congressos de Palma?

-Este año va a ser récord para el Palau de Congressos gracias a la reactivación de los grandes eventos como el de segmento automotive que cubrió tres meses del comienzo del año, y prevemos cerrar con más de 60 eventos, posiblemente con más de 35.000 asistentes. El calendario desde enero hasta noviembre está más que repleto, y las perspectivas para el 2024 son también muy positivas, sobre todo porque ya se ha empezado a fidelizar al cliente y el año que viene tenemos tres grandes eventos repetidores, lo cual es un auténtico éxito para el destino.

 

Actualmente el Palau ha acogido la presentación mundial de todos los modelos de coches eléctricos del fabricante alemán Mercedes-Benz en Palma. Un evento que ha generado 35.000 estancias en hoteles boutique y urbanos de Ciutat. ¿Podemos decir que se está consolidando el objetivo de traer otro tipo de turismo de calidad a la isla?

 

Este evento ha sido una formación interna de empleados para conocer la mecánica de los nuevos modelos de coche eléctrico, pero eventos del segmento automotive se hacen muy a menudo en la isla, en diferentes zonas por la belleza de las carreteras interiores. Tengamos en cuenta que, dentro de este nicho, no es lo mismo una presentación a prensa, donde hay unos requerimientos como por ejemplo alojamiento en hoteles de 5*, que una presentación a “dealers” donde tal vez prime más las instalaciones para coches, parking y mecánica, y alojamiento de 4* ó 3*.

Estos eventos suelen tener una larga duración por lo que siempre son muy interesantes desde un punto de vista de impacto económico a nivel global del destino. 

"Tenemos todos los ingredientes, cocinando a fuego lento para seguir triunfando"

 

 -¿Qué ofrece un destino como Mallorca para conquistar a los Hosted Buyers?

 -Como comentaba antes, la isla ofrece más allá de sol y playa, otros valores importantes que debemos resaltar como su rico patrimonio cultural, gastronómico, la variedad de zonas diferentes contando con un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como es la sierra de Tramuntana. La oferta hotelera y un aeropuerto internacional son una base importante pero el resto del destino debe ir alineado para ofrecer una experiencia de calidad y trabajar por mejorar y no conformarnos.

Tenemos todos los ingredientes, cocinando a fuego lento para seguir triunfando.

 

La sostenibilidad y la huella de carbono se han convertido en dos premisas a tener muy presentes a la hora de ser competitivos como destinos para atraer a organizadores de eventos que se preocupan por el medio ambiente y el impacto que genera ese evento. ¿Qué medidas se están llevando a cabo en este sentido por parte del Palau de Congressos de Palma?

 

Siendo la gestión del Palau de Congressos de una cadena hotelera líder en sostenibilidad como es  Melia Hotels International, se mantienen todos los estándares que la compañía implementa para trabajar hacia la mayor sostenibilidad posible, desde la eliminación del plástico de un solo uso, el no utilizar mantelería, formar parte del proyecto local de Economía Circular por el que todo el residuo orgánico se lleva a TIRME, donde se transforma en compost que es utilizado por agricultores para el cultivo de verduras que luego compramos, un edificio que utiliza energías renovables. 

 

Sin duda, hay mucho recorrido, pero lo importante es estar concienciados de que ese es el camino a seguir y que los esfuerzos deben ir encaminados a formar a todo el personal y concienciar de la importancia de trabajar en esto.

 

Un punto crucial, tratándose de una isla, y que ya son muchos otros destinos que lo comentan, es el transporte aéreo, algo que está totalmente en manos de las LLAA, y no depende de nosotros como destino.


 

Karina Zaplana: "Este año va a ser récord para el Palau de Congressos"