martes. 09.08.2022
TURISMO

El turismo en Mallorca se salva, por ahora, de los efectos de la Guerra de Ucrania

Los hoteleros advierten que si se prolonga el conflicto puede afectar seriamente a la próxima temporada alta

El sector turístico de Mallorca mantiene las previsiones en cuanto aperturas hoteleras siguiendo el plan marcado a principios de año. Así lo ha indicado la Federación Hotelera de Mallorca y la Asociación de Cadenas Hoteleras si bién se deja entrever un leve descenso en las reservas motivado por el estallido de la Guerra de Ucrania.

 

Des de la Federación se señala que "la muestra realizada dentro de nuestro plan de monitorización de datos registra una ralentización en las reservas, sin que sean aún significativos, desde el estallido de la guerra en Ucrania".

 

Esto supone que "aunque las reservas siguen llegando, se atisba un cambio en la tendencia porque la coyuntura se ha endurecido. Si ésta fuese sostenida en el tiempo podría suponer un cambio en las previsiones. Es preciso ser prudentes con los mensajes y cautelosos sobre el devenir de la temporada".

 

Los departamentos comerciales centran principalmente estos descensos en los países afectados por la guerra y los de radio más cercano al conflicto como por ejemplo los mercados del norte de Europa, Finlandia, Suecia, Polonia. También en Suiza se aprecia también un descenso. En cambio este retroceso no se produce en los dos principales mercados turísticos para Baleares como Alemania o el Reino Unido, ni tampoco en Dinamarca, donde hay mucho interés por Mallorca y la dinámica es otra.

 

En todo caso se confirma una tendencia de apertura temprana de establecimientos; un 25% en febrero, 44% en marzo y un 84% en abril, que en el caso de este último quintuplica las aperturas respecto al mismo mes de 2021 (84% frente a 17%)


Preocupa mucho al sector hotelero el incremento de la inflación, el precio de los combustibles, de la energía y de las materias primeras y su repercusión en la escalada de precios generalizada traducido en un sobrecoste disparado, hasta ahora nunca visto, y que todo apunta a que seguirá al alza.

 

Ello también supone un mayor esfuerzo económico en la compra por parte de los consumidores y un incremento de los costes de desplazamiento que puede afectar a los archipiélagos que dependen básicamente de la conectividad aérea.

Des de la FEHM se recuerda que "esta situación, unida a la devolución de los créditos ICO que se está produciendo ahora,  más la finalización de moratorias de los créditos hipotecarios y la dificultad de las empresas para encontrar personal cualificado, antes y ahora, complica el escenario empresarial y la trayectoria que se preveía para la campaña estival".

El turismo en Mallorca se salva, por ahora, de los efectos de la Guerra de Ucrania
Comentarios