domingo. 27.11.2022

Si no fuese suficiente que la temporada turística ha sido corta por culpa de la pandemia y que persisten las dificultades de movimiento con Europa, Baleares está viviendo un auténtico calvario en el sector turístico. Las cifras de octubre marcan, de nuevo récords más negativos si cabe.

 

Así lo pone de relieve el último informe de reservas de la plataforma Travelgate X. Según estos indicadores las islas acumulan en la última semana un descenso del 34,8% en reservas respecto a la semana anterior. Y esto que estábamos viviendo un puente clásico que en condiciones normales hubiera repercutido de forma positiva en la actividad turística.

 

El dato aún es más dramático si se compara la actual realidad con los números de hace un año. Entonces se aprecia un retroceso del 76,5%. Y todo ello con una planta hotelera bajo mínimos en cuanto a establecimientos abiertos.

 

Con ello, en estos momentos Baleares apenas suma el 5,8% de las reservas hoteleras a nivel nacional y empeorando porcentaje. Ocupa el quinto lugar tras Andalucia, Canarias, Valencia, y Cataluña.

 

En cuanto a los viajeros se confirma un retroceso exagerado del turismo familiar, el más afectado por la pandemia que se queda en apenas un 7% mientras que los viajes en pareja o solos ya suman el 80%.

 

Eso si, también se siguen recortando las estancias y los viajes ya son prácticamente escapadas ya que los viajes de hasta 5 noches suman el 88% del total. En cuanto a la decisión de viajar, y dada la realidad cambiante, hasta el 65% de los viajeros reservan como mucho una semana antes.

El turismo en Baleares no levanta cabeza
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad