martes. 07.02.2023

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha asegurado que el decreto contra el turismo de borrachera y de excesos aprobado las semana pasada por el ejecutivo autonómico ha tenido "una gran acogida internacional".

"Estoy muy contenta de esa norma y ha tenido una gran acogida internacional, aunque es arriesgado porque somos los primeros en hacerla", ha asegurado Armengol durante un foro empresarial, el Executive Forum España, celebrado en Madrid en el marco de los actos ligados a la feria de turismo Fitur.



Armengol ha defendido que el decreto contra turismo de excesos que aprobó el pasado Consell de Govern y que durará 5 años mejorará el modelo turístico de Baleares y ha destacado que "nadie más ha abierto este camino en Europa".


"Creemos fundamental acabar con los focos de turismo de borrachera que tenemos, que son muy pocos, pero perjudican a la imagen de las islas, devalúan la convivencia y dificultaban el éxito de las multimillonarias inversiones realizadas por el sector privado para ganar en calidad y rentabilidad y poder", ha asegurado Armengol.



Ha explicado que se ha llegado a esta norma "de la mano del sector empresarial, sindicatos e instituciones públicas" y después de que los empresarios hayan realizado una fuerte inversión en los destinos maduros para impulsar el turismo familiar y de calidad.



"Si el empresario hace una inversión muy potente en su hotel, y el entorno está lleno de un turismo de borrachera, incívico, que crea problemas en la calle, es imposible lograrlo por mucha inversión que hagas si no lo acompañamos con una norma para crear un entorno pacífico", ha asegurado.



Ha insistido en que el problema está "muy focalizado en tres destinos turísticos" y en que "una gran mayoría" del sector está de acuerdo si bien "no todo el mundo".



Armengol ha explicado el objetivo de la norma: "Quiere poner orden en algo muy razonable: en todo ese turismo incívico ligado a consumos excesivos de alcohol y a ofertas de 2 por 1, 3 por 1 y de excursiones etílicas, que nos llevaba a problemas graves de seguridad".



"Eso no es Baleares, no es lo que queremos ni para el presente ni para el futuro y hemos decidido ser valientes y atajarlo desde la prohibición y desde una imposición de multas muy graves para quien se salte la norma, porque el conjunto de la sociedad quiere apostar por un turismo de calidad que respete el paisaje y la convivencia", ha defendido.



Armengol ha insistido en que el turismo tiene que convivir con los residentes y "no es posible que una persona que vive en una zona turística tenga que verse abocada a esta situación absolutamente degradante y desagradable". "En estas zonas muy concretas, la gente ya no quería vivir", ha advertido.



Ha añadido que para que el turismo se mantenga como motor de la economía de las islas debe ser sostenible desde el punto de vista económico, medioambiental y social.



Armengol ha destacado que "después de 7 años Baleares tiene un convenio para mejorar infraestructuras turísticas por 8 millones" por parte del Gobierno tras la quiebra del turoperador Thomas Cook, para invertir en las zonas turísticas maduras



Ha asegurado que Baleares ha logrado alargar la temporada turística, que en el caso de Mallorca alcanza los 9 meses, y además se ha producido un "acuerdo histórico" de la subida de salarios del 17 % en el sector turístico por medio del convenio colectivo.



Armengol ha destacado el mantenimiento de las llegadas de turistas "en cifras muy altas", y "sobre todo que la rentabilidad ha aumentado muchísimo". Ha detallado que el ejercicio cerrará con una rentabilidad empresarial en Baleares "cercana al 15.000 millones de euros y en 2016 estaban en 13.000, lo que quiere decir que las cosas funcionan".

Armengol: "El decreto contra el turismo de excesos ha tenido una gran acogida...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad