sábado. 20.07.2024

Los hoteleros de Mallorca hacen balance de Semana Santa con una sonrisa en la boca. Y es que si inicialmente las previsiones eran buencas con una ocupación que tenía que rondar el 70% en lineas generales, finalmente se han superado las expectativas  con una  media de ocupación ronda el 76%. Así lo certifican los datos ofrecidos por la Federación Hotelera de Mallorca.

Las zonas que han registrado más demanda han sido Cala Millor, Sóller, Palma-Cala Major y Peguera que han llegado al 85%. Le siguen Camp de Mar y Santa Ponça con un 80%. Después encontramos a Cala d´Or con un 78%; Playa de Muro con un 77% y Palmanova -Magaluf con un 76%. 

La Playa de Palma, los Agroturismos, Illetas y Portals Nous se quedan en un 75% y Capdepera con un 72%. Las zonas que registran una ocupación inferior al 70% ha sido Can Picafort; Colònia de Sant Jordi, y Reis de Mallorca.

Lo mejor de estos datos es que, según la FEHM, tras la Semana Santa hay zonas que mantienen previsiones de ocupaciones similares, como es el caso de Sóller, Palma y Playa de Palma.

Por contra, en el caso de Paguera y Palmanova – Magaluf se percibe un descenso de hasta el 65% en la primera y hasta el 55% en la segunda, que se recupera a partir de mediados de mayo, fecha en la que se reactiva la demanda y recuperan los niveles de Semana Santa.

En el caso de Cala Millor el descenso es más acusado.Como es habitual después de la Semana Santa siempre se produce un descenso, que en el caso de la zona norte remonta gracias a la celebración de eventos deportivos (Alcudia y Playa de Muro)  y al turismo activo (senderismo y ciclismo) que por otra parte son segmentos determinantes en la apertura temprana de la planta hotelera.

Otro hecho llamativo es que el cliente nacional escala en importancia hasta llegar a ser el segundo mercado con más peso. Como estaba previsto y con gran deferencia sobre el resto de mercados, el alemán ha encabezado el volumen de reservas, seguido por el nacional y el por el británico. Además hay otros mercados como el suizo, el nórdico y francés que continúan con su tendencia de crecimiento.

En estas fechas la turoperación sigue siendo el canal de comercialización predominante, seguido de la contratación directa que sigue escalando posiciones. Respecto al régimen de alojamiento cabe destacar que el 90% de las reservas se decantan por: o bien media pensión, seguido muy de cerca por el alojamiento y desayuno y solo alojamiento. Mientras que la suma de la pensión completa y el todo incluido ronda el 10%.

La actividad hotelera en Mallorca en Semana Santa superó todas las expectativas