jueves. 25.07.2024

Fue a mediados de 2019 cuando The Walt Disney Company anunció que estaba preparando la puesta en marcha de su propia plataforma de vídeo bajo demanda. La noticia no dejó indiferente a nadie, sobre todo porque hacía tan solo un par de semanas desde que la compañía había hecho efectiva la compra de 21st Century Fox por la friolera de 71.300 millones de dólares en uno de los mayores pactos, por no decir el mayor, de la historia de Hollywood. Los datos que se ofrecieron en aquel momento sobre este nuevo nicho de mercado que la casa del ratón se aventuraba a explotar no fueron demasiados, tan solo que la plataforma llegaría a finales de ese mismo año a Estados Unidos y que su expansión por el resto del mundo tardaría alrededor de dos años.

 

Hoy, por supuesto, sabemos mucho más. Disney+, nombre que finalmente se le dio a la plataforma, desembarcó el 12 de noviembre de 2019 no solo en Estados Unidos como estaba planeado, sino también en su vecina Canadá y en Holanda. Una semana más tarde daría el salto a Australia y Nueva Zelanda, y con el paso de los meses se ha ido expandiendo a más países. España ha sido una de las últimas en sumarse a esta larga lista, ya que la plataforma se puede disfrutar en nuestro país desde el pasado 24 de marzo, fecha en la que también llegó a Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Irlanda, Suiza y Austria. Aún tendrán que esperar un par de meses más otros países europeos como Portugal, Finlandia o Suecia, en donde está previsto que Disney+ llegue durante el próximo verano. De cara a final de año y al primer trimestre de 2021, la compañía se centrará en consolidar el mercado europeo y asiático para iniciar su segunda fase de expansión centrada en América Latina.

 

Uno de los datos más llamativos de estos casi seis meses en los que Disney+ lleva en funcionamiento es su elevado número de suscriptores. Tal y como reveló The Walt Disney Company en un comunicado oficial, la plataforma ya contaría con cerca de 50 millones de usuarios a nivel global. Una cifra que destaca enormemente si la comparamos con la ofrecida por la casa del ratón en febrero, tras cuatro meses en funcionamiento, que reflejaba que el número de suscriptores rondaba los 28 millones en todo el mundo. Desde luego, se trata de un importante crecimiento exponencial que demuestra que, a pesar de las reticencias iniciales que el proyecto pudo suscitar, Disney+ es un producto rentable. No obstante, debemos tener en cuenta que estos datos podrían no reflejar realmente el número de consumidores potenciales de la plataforma a largo plazo. ¿El motivo? Disney, al igual que casi todas las grandes compañías que emplean bonos y promociones para captar clientes, ha hecho una importantísima campaña de marketing para atraer a nuevos suscriptores ofreciendo rebajas significativas en el precio de los abonos. Así, si se opta por una suscripción mensual, el precio en España es de 6,99 euros, mientras que si se escoge el abono anual este tendría un coste de 69,99 euros, cerca de 15 euros menos en el cómputo global.

 

De esta forma, muchos de los usuarios con los que cuenta a día de hoy Disney+ son fruto de esta estrategia de captación, por lo que es previsible que abandonen el servicio si este no mantiene los mismos precios para sus abonos. Además, también hay que tener en cuenta que su llegada a la India el pasado mes de marzo se hizo de la mano de Hotstar, por lo que la plataforma sumó de golpe cerca de 8 millones de usuarios, tal y como revela el propio comunicado de la compañía. 

 

 

Lo que está claro, es que Disney+ parece haberse asentado en el complicado mundo de las plataformas de vídeo bajo demanda con mucha fuerza. Si bien el anuncio de su lanzamiento ya presagiaba el fin de la hegemonía de Netflix, HBO y Amazon Prime Video, no se esperaba que la escalada de la plataforma fuera tan rápida. Para hacernos una idea del impacto de esta nueva plataforma en el mercado es interesante comparar sus resultados con los de Netflix, la gran dominadora del streaming. Así, ahora mismo la compañía dirigida por Reed Hastings estima que tiene alrededor de 168 millones de usuarios en todo el mundo, y lleva en activo desde 2007. Por su parte, Disney+ ya ha conseguido la friolera de 50 millones de suscriptores en menos de medio año, y esto teniendo en cuenta que no está presente en todo el mundo. América Latina es uno de los mercados más importantes para este sector y la plataforma de Disney todavía no ha llegado a ella, como sí lo ha hecho Netflix. Las cifras, por tanto, hablan por sí solas.

 

Pero ¿cuál es la explicación de este éxito meteórico? Lo cierto es que no debemos buscar una única respuesta, sino que se trata de la conjugación de varios escenarios. En primer lugar, como ya hemos mencionado, destacan especialmente las ofertas iniciales y las promociones en los diferentes países para sumar usuarios. En España, por ejemplo, el gran aliado de Disney+ es Movistar, operador que regala la suscripción en buena parte de sus paquetes Fusión, lo que implica sumar un importante número de usuarios al cómputo global. Por otra parte, la plataforma permite reproducir contenidos de manera simultánea en 4 pantallas diferentes y descargarlos en hasta 10 dispositivos, lo que facilita en buena medida compartir los gastos de una misma suscripción entre varios.

 

A todo esto debemos sumarle un catálogo bastante llamativo, no por su gran variedad, sino por los títulos que incluye. Así, Disney+ ofrece a sus usuarios todas las cintas del universo Marvel, las entregas de Stars Wars y las películas de animación de Disney y Pixar. También incluye contenido de Fox, como todas las temporadas de Los Simpson, y varios documentales y programas de National Geographic. En total, en nuestro país el catálogo cuenta con 500 películas, 300 series y más de una veintena de ficciones de producción propia.

 

Habrá que esperar un par de meses más para comprobar cómo se comporta el mercado y cuáles son las estrategias de programación de Disney con respecto a su plataforma, porque lo que está claro es que necesitará ampliar su contenido si quiere mantener al alza el número de usuarios.

Disney+ pone en jaque a los grandes del streaming con más de 50 millones de usuarios en...