domingo. 14.07.2024

El Pleno del Parlament de les Illes Balears ha aprobado de forma definitiva el Proyecto de ley de presupuestos generales de la Comunitat Autònoma para el 2023. Después de tres días de sesión plenaria de debate final de las cuentas, la cámara ha culminado hoy la aprobación definitiva de los presupuestos, los cuales, tal como ha destacado la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, «reflejan la estabilidad de esta Comunidad, de este Govern y de la mayoría de izquierdas, y nos permiten continuar en este camino iniciado hace ocho años de recuperación de derechos, de refuerzo del estado del bienestar y de justicia social».

Con más recursos que nunca, hasta superar los 7.133 millones de euros, un 11,5% más que este año (+735 millones), los Presupuestos del 2023 destinan una parte notable de estos recursos a políticas de inversión, a la vez que vuelven a alcanzar nuevos máximos históricos en el presupuesto destinado a políticas sociales o a aquellas que inciden en la mejora del modelo productivo y la sostenibilidad.

Además, las cuentas, según el Govern,  permitirán afrontar con solidez la situación económica derivada de la guerra en Ucrania y prolongar el escudo social para hacer frente a la inflación y a la crisis energética, con toda una serie de ayudas directas, con más y mejores deducciones fiscales, con rebajas fiscales, con más créditos al tejido empresarial y, en definitiva, con un conjunto de medidas que llegarán al 80 % de la población de las Balears, a las clases medianas y trabajadoras.

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha manifestado que las Illes Balears dispondrán de unos presupuestos que vuelven a alcanzar cifras históricas para políticas sociales y, al mismo tiempo, para avanzar en las políticas que más contribuyen a mejorar nuestro modelo productivo y a garantizar un crecimiento sostenible.

«Se trata de un presupuesto que responde a retos de presente y de futuro. Da continuidad al fortalecimiento de los servicios públicos; recoge las medidas acordadas en el llamado escudo social para hacer frente a los incrementos de precios y las necesidades sociales y económicas derivadas de la crisis provocada por la guerra, y, a la vez, permite continuar impulsando un ciclo de inversión pública sin precedentes y avanzar en los objetivos de la Estrategia de Inversiones Illes Balears 2030», ha destacado la consellera.

Enmiendas incorporadas

Rosario Sánchez ha valorado también las aportaciones de los grupos parlamentarios, con un total de 271 enmiendas incorporadas en los presupuestos durante la tramitación parlamentaria (169 en ponencia, 64 en comisión y 38 en el pleno), de las cuales 60 han sido propuestas por los partidos de la oposición.

Mejora del modelo productivo y sostenibilidad

Hay que recordar que, para el 2023, aumenta de manera extraordinaria el presupuesto de áreas asociadas al desarrollo, la mejora del modelo productivo y la sostenibilidad, en parte gracias a los fondos europeos que, mediante el Plan de Recuperación y Resiliencia, impulsan proyectos para la transición ecológica y digital, para promover un crecimiento sostenible y la cohesión económica, social y territorial.

El presupuesto para políticas clave de mejora del modelo productivo y la sostenibilidad crece un 48 %, hasta llegar a los 754 millones de euros para el 2023.

Los presupuestos por áreas de desarrollo y de mejora del modelo productivo y la sostenibilidad suponen más recursos para políticas de transición energética (un total de 63 millones, +66,5 %), medio ambiente (236 millones, +21 %), sector primario (74 millones, +25 %), movilidad sostenible (201 millones, +27 %), comercio e industria y turismo sostenible (137 millones, +272 %) e investigación (44 millones, +79,5 %).

Gasto social

Así mismo, se destinan al gasto social más de 4.096 millones, un nuevo máximo que incrementa en un 13 % el presupuesto inicial de este año y con el cual casi seis de cada diez euros de los recursos disponibles se destinan a las políticas de salud, educación, servicios sociales, ocupación y vivienda.

Por volumen de recursos, destaca que las políticas de salud superan los 2.300 millones (un 10 % más que en el 2022), las de educación aumentan hasta los 1.244 millones (cerca de un 10 % más) y las de servicios sociales se incrementan cerca de un 36 %, hasta situarse en casi 375 millones.

Inversiones

En conjunto, la inversión pública aumenta de manera significativa, hasta situarse en casi 1.220 millones, incluidas las consejerías, el Servicio de Salud y las empresas y entes del sector público instrumental, cifra que supone un incremento del 30 %, 280 millones más respecto del 2022.

También aumenta la aportación del Govern para la financiación de los consejos insulares, hasta lograr un nuevo máximo histórico, de 553 millones de euros, un 28,8 % más que en los presupuestos iniciales del 2022. El incremento conjunto será de 124 millones de euros.

El presupuesto para políticas públicas —el gasto no financiero— crece todavía más, un 15 %, hasta lograr los 5.947 millones, un aumento de 770 millones respecto del 2022, mientras que el presupuesto financiero, destinado al pago de las amortizaciones de la deuda acumulada de la CAIB, se reduce ligeramente (-3 %), hasta 1.186 millones, 35 millones menos que este año.

El Parlament da el OK a los Presupuestos de la comunidad para 2023