domingo. 14.08.2022
JUEGO

El Govern impone fuertes limitaciones a las salas de bingo en Baleares

El nuevo reglamento incorpora importantes restricciones en cuento a ubicación, admisión y vigencia de las autorizaciones

El Consell de Govern ha aprobado una regulación para el juego del bingo en Baleares. Uno de los objetivos básicos de esta norma es proteger a los colectivos más vulnerables estableciendo los mecanismos necesarios que garanticen la imprescindible protección de los menores de edad y de las personas que hayan solicitado voluntariamente la no participación en el juego.

 

El Govern de las Illes Balears es consciente de que el juego puede producir ludopatía, por lo cual es imprescindible que los locales de bingo dispongan de un servicio de control y admisión que exija la identificación de los jugadores y de unas líneas respetuosas y protectoras hacia estos.

 

Precisamente, en orden a proteger a los menores de edad, la norma, establece limitaciones respecto a la instalación de estos establecimientos de juego en la zona de influencia de los centros de enseñanza de menores de edad, zonas de ocio infantil y centros permanentes de atención a menores de edad.

 

En ningún caso no se puede autorizar la instalación de salas de bingo en una zona inferior a quinientos metros medidos radialmente desde el límite más próximo a la edificación de los centros que imparten enseñanza a menores de edad, zonas de ocio infantil y centros permanentes de atención a menores de edad.

 

Tampoco se puede autorizar ninguna sala de bingo a una distancia igual o inferior a 600 metros respecto de la puerta de entrada principal de otras salas de bingo ya autorizadas.

 

Así mismo se garantiza que las salas de bingo tienen que disponer de un servicio de control y admisión a la recepción, que debe exigir la identificación de los jugadores e impedir la entrada y el juego a los menores de edad, a las personas incapacitadas legalmente o por resolución judicial firme, y a quienes voluntariamente hayan solicitado la prohibición de acceso.

Por otro lado la autorización de instalación puede tener una vigencia máxima de hasta diez años y no puede ser nunca superior al plazo acreditado de disponibilidad del local en que se pretenda llevar a cabo la actividad.

 

Este Decreto se ajusta en las bases definidas previamente en la ley, del juego y las apuestas en las Illes Balears, y las despliega, así como permite refundir en un solo texto la dispersa normativa autonómica que trata sobre esta materia.

El Govern impone fuertes limitaciones a las salas de bingo en Baleares
Comentarios