jueves. 06.10.2022
DISEÑO

Cómo deben ser las oficinas para atraer a los trabajadores remotos

Las nuevas oficinas tendrán que ofrecer un plus añadido de comodidad y bienestar para atraer a los empleados y generar más productividad
undefined

La pandemia vivida en los últimos años ha supuesto un antes y un después en muchos aspectos y uno de ellos ha sido el laboral. La presencialidad ha dejado paso al teletrabajo abriendo un escenario nuevo para muchísimas empresas. Esta opción, que ha pasado a ser regulada de verdad ha sido acogida por cada vez más trabajadores por diversos motivos pero el principal de ellos es la conciliación laboral o una mayor calidad de vida personal.

Ante este panorama son muchas las empresas que estan realizando una reflexión interna para ver como pueden volver a atraer a las oficinas a estos empleados y en la mayoría de casos el rediseño de los espacios de trabajo es uno de los aspectos fundamentales.

Para empezar se deberá replantear la oficina como un espacio más amable y sugestivo que facilite la inspiración y el rendimiento y disminuya un aspecto prioritario como es el estrés. 

Uno de los principales cambios que acontecen es que se otorgarán más metros cuadrados por trabajador incluyendo espacios más abiertos, polivalentes y flexibles. En esta linea las oficinas van a construirse como espacios colaborativos en los cuales el plus de la presencialidad sea recompensado con una mayor interacción directa entre los trabajadores. Es decir, que sea más fácil y productivo tener este contacto personal.

Y es que como explican muchos expertos, para atraer al talento y la creatividad y sacar el máximo rendimiento hay que asegurar el bienestar físico y emocional de los trabajadores como un valor intangibles que deben respetar los espacios corporativos y de trabajo. Más allá de tener en cuenta estos aspectos lo más recomendable, por eficiencia y facilidades, es buscar una empresa profesional especializada que ayude a diseñar y ejecutar el  proyecto de oficina.

Aspectos como la temperatura, la calidad del aire, la ventilación o un mobiliario ergonómico y muy cómodo son básicos en este cambio de paradigma. 

A la hora de construir una oficina denominada como colaborativa se deben tener en cuenta algunos aspectos fundamentales. Para empezar se construyen oficinas en las que predominan los espacios abiertos. Los despachos cerrados o los cúbículos cada vez irán desapareciendo. A la vez se prevén otros espacios prácticamente inexistentes hasta hace poco excepto en empresas concretas como Google. Se trata de lugares, rincones o plantas enteras dedicadas al descanso, a la desconexión o simplemente a la reflexión. Se trata de crear un ámbito de interrelación personal y profesional distendido que al final fomenta el trabajo en equipo y la productividad.

Eso si, en estas oficinas también se requerirán 'peceras' o habitaciones cerradas para momentos concretos de trabajo en equipo, de concentración en los que no se interfiera al resto del personal. Este mismo trabajo puede realizarse de forma más sosegada y tranquila en los rincones de descanso anteriormente citados.

Como el modo de trabajo en una oficina puede cambiar y mucho más frecuentemente que antes debemos tener preparado este espacio. El mobiliario debe poder ser lo máximo de versatil posible en cuanto a combinar módulos de trabajo en equipo o individuales o incluso como ejemplo tener mesas de reuniones modulares adaptables al número de personas. Con esto la empresa ganará a la larga en operatividad.

En España aún estamos verdes en este aspecto pero se empieza a extender la posibilidad de realizar trabajos de oficina de pie en lugar de sentados. Este hábito de trabajo es mucho más saludable y puede ser el futuro más inmediato por ello hay que tener un mobiliario adaptado o al menos que permita esta opción en un momento dado.

Evidentemente en todo el diseño de la oficina se debe imponer también un sistema tecnológico que permita la máxima flexibilidad posible en cuanto a enchufes, conexiones o acceso a internet. Hay que poder poner cualquier ordenador, cualquier proyector o aparato en cualquer rincón si es preciso y ello requiere de una buena planificación previa.

No hay que olvidar, a la hora de cualquier diseño aspectos que siempre han tenido importancia como son la paleta de colores, la iluminación adecuada de los espacios o incluso el disponer, si es posible de espacios exteriores como balcones, terrazas o incluso pequeños espacios verdes o jardines. Evidentement estos espacios exteriores son muy complicados de tener en zonas urbanas y por ello las azoteas de los edificios pueden ser un lugar a poner en valor para reordenar y ofrecer estas soluciones

En cualquier caso, y pese al avance del teletrabajo la presencialidad laboral continuará siendo mayoritaria si bien convivirá con modelos híbridos de trabajo que incluirán desarrollar unas horas de trabajo en casa o el trabajo por objetivos con libertad presencial de desarrollo.

Cómo deben ser las oficinas para atraer a los trabajadores remotos
Comentarios