jueves. 29.09.2022
PROTESTA

Los taxistas se la lían al Govern colapsando Palma

El sector realiza una demostración de fuerza manifestándose contra las nuevas líneas de buses al aeropuerto mientras que el Govern se enroca asegurando que la incidencia en el sector será baja
/img/periodico/img_15863.png

Los taxistas hoy han realizado una auténtica demostración de fuerza en su pulso con el Govern por la creación de las nuevas lineas regulares de autobuses entgre el aeropuerto y las principales zonas turísticas.

 

Los taxistas de Mallorca han bloqueado esta mañana el tráfico en el centro de Palma en una protesta sin precedentes.



Una manifestación a pie de más de 1.000 personas (hasta 2.000 según los convocantes) desde la sede de la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad, en la calle de la Palma, ha obligado a restringir la circulación de 11.00 a 12.30 horas en la calle Unión, el Paseo del Borne, la avenida Antonio Maura y el Paseo Sagrera.



La caravana de taxis que en paralelo ha partido de Son Moix, con unos 400 vehículos según los convocantes (que han cifrado en 2.000 los manifestantes a pie), ha ocasionado menos colapso del previsto, aunque ha provocado el cierre al tráfico temporal de el Paseo Mallorca y la calle Jaume III, ha indicado un portavoz policial.



El presidente de la Asociación Mallorquina de Trabajadores Autónomos del Taxi, Gabriel Moragues, ha dicho ante el Consolat de Mar, donde han confluido las marchas, que la convocatoria ha sido un éxito.



"Todo el mundo está aquí", ha subrayado Moragues a los medios de comunicación en medio del sonido de silbatos y bocinas de sus compañeros, que gritaban ante la sede de la presidencia del Govern "Armengol dimisión".



El dirigente sectorial, acompañado por los representantes de la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi, la Agrupación de Auto-taxi y Auto-turismo y la Asociación del Taxi, ha subrayado su propósito de seguir organizando movilizaciones hasta que el Govern desista de su plan para ofrecer enlaces regulares de autobús entre el aeropuerto y las zonas turísticas más concurridas de Mallorca.



"Ahora mismo no podemos dudar, y menos viendo que la gente no ha tenido ninguna duda a la hora de sumarse", ha sostenido Moragues, que ha señalado que si las posturas siguen enfrentadas cuando llegue la Semana Santa, convocarán movilizaciones y paros al inicio y al final de las vacaciones y dejarán Mallorca sin servicio nocturno de taxis durante toda la semana.



Como han planteado los dirigentes de las asociaciones al director general de Movilidad, Jaume Mateu, que les ha recibido esta mañana, sus reticencias a los autobuses regulares se basan en el daño que causará el servicio a su negocio y en que representa un trato discriminatorio respecto a los residentes.



"Seguimos pensando que lo que da igual de derechos a ciudadanos y turistas es que las líneas pasen por la (estación) intermodal (de Palma)", porque "no puede ser" que los turistas vayan directos del aeropuerto a sus zonas de alojamiento mientras que el transporte público de los isleños se centraliza en la ciudad.



Tras la reunión con los taxistas, Mateu ha asegurado que el Govern no trata de perjudicar al sector del taxi, sino de mejorar el transporte público con una oferta que ya existe en otros destinos turísticos similares a Mallorca,



"Negamos la mayor", ha dicho el director general respecto al gran impacto sobre su negocio que denuncian los taxistas. Según los cálculos del Govern, el servicio de autobuses a las áreas con mayor concentración de hoteles generará anualmente unos 800.000 viajes, mientras que el año pasado en taxis y autocares discrecionales salieron y llegaron al aeropuerto 26 millones de usuarios.



La manifestación de esta mañana estaba encabezada por una pancarta con el lema "No a la ruina de 3.000 familias", y los taxistas llevaban carteles con otros lemas como "Govern mentiroso", "Servicio duplicado, intereses encubiertos" y "Para favorecer a tres empresas se cargan 2.000".



La mayoría de los manifestantes vestían chalecos reflectantes y hacían sonar silbatos y hacían estallar petardos. Algunos distribuían un pasquín en el que pedían disculpas a los vecinos por las molestias que puedan ocasionar para defender sus "intereses" y su "pan".

Los taxistas se la lían al Govern colapsando Palma
Comentarios