martes. 09.08.2022
SOSTENIBILIDAD

Los aeropuertos de Baleares mejoran en su lucha por reducir las emisiones de carbono

El Aeropuerto de Palma de Mallorca obtiene el Nivel 3 de la certificación Airport Carbon Accreditation

Los aeropuertos de Baleares, comprometidos con la lucha contra el cambio climático, han dado un paso más hacia la sostenibilidad medioambiental al conseguir incrementar su nivel de la certificación Airport Carbon Accreditation.

 

Este es un programa que permite, de manera independiente, evaluar y reconocer los esfuerzos de los aeropuertos para la gestión y reducción de sus emisiones de CO2.

 

El Aeropuerto de Palma de Mallorca ha conseguido ascender al Nivel 3 “Optimización”, lo que implica además de tener un programa de gestión y reducción de emisiones, involucrar a las terceras partes y evaluar sus emisiones.

El Aeropuerto de Ibiza se incorpora al programa, directamente en el Nivel 2 “Reducción”, mientras que el de Menorca que estaba en el Nivel 1 “Inventario”, pasa al Nivel 2. 

 

Airport Carbon Accreditation es el único programa mundial de certificación de gestión del carbono para aeropuertos que cuenta con apoyo institucional. Evalúa y reconoce de forma independiente a los aeropuertos que se encuentran en diferentes etapas de su camino hacia una gestión integral de sus emisiones de CO2 a través de seis niveles de certificación: "Inventario", "Reducción", "Optimización", "Neutralidad", "Transformación" y "Transición”, los dos últimos de reciente creación en línea con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

 

La neutralidad en carbono forma parte del principal objetivo estratégico incluido en el Plan de Acción Climática 2021-2030 de Aena, que contiene actuaciones para la mitigación de los efectos del cambio climático.

 

Estas acciones permitirán a Aena alcanzar en 2026 la neutralidad en carbono y en el camino hacia la consecución del Net Zero en 2040, se obtendrá una reducción del 94% en 2030 de las emisiones por pasajero asociadas a las operaciones propias de Aena.

 

Todo ello forma parte del compromiso de Aena de hacer frente a la emergencia climática, que debe abordar el sector de la aviación, no solo llevando a cabo actuaciones en los aeropuertos, sino trabajando de forma colaborativa con las aerolíneas y las empresas del sector para implementar soluciones innovadoras que permitan alcanzar una aviación más sostenible y libre de carbono. 

Los aeropuertos de Baleares mejoran en su lucha por reducir las emisiones de carbono
Comentarios