lunes. 08.08.2022
CONECTIVIDAD

La tarifa plana entre islas le costará 23 M€ al Gobierno central

El Gobierno central plantea en Bruselas la intención de implantar esta tarifa plana entre islas, tal como solicitó la semana anterior el ejecutivo balear.
/img/periodico/img_10369.jpg

La tarifa plana entre islas de 30 euros, que el ejecutivo balear ha pedido a Fomento implantar, tendría un coste de unos 23 millones de euros para el Gobierno central, de los cuales 14 ya los aporta a través del descuento de residente.

 

El conseller de Territorio y Movilidad, Marc Pons, ha informado hoy de ello durante su comparecencia en la Comisión de Turismo del Parlament balear sobre conectividad aérea.

 

Pons ha avanzado que el Gobierno central planteará esta tarde en Bruselas la intención de implantar esta tarifa plana entre islas, tal como solicitó la semana anterior el ejecutivo balear.

 

El conseller ha informado sobre la reunión que mantuvo con la ministra de Fomento, Ana Pastor, la semana anterior, en la que el Gobierno aceptó trabajar ante Europa para implantar la tarifa plana entre islas.

 

Pons ha adelantado que mantendrá otro encuentro con Pastor el 30 de mayo para ponerse al día de los avances que se han llevado a cabo para conseguir la tarifa plana, principal objetivo del Govern en esta legislatura.

 

Ha recordado que la propuesta es una tarifa plana fija de 30 euros (con tasas e impuestos incluidos) y universal, es decir, de la que se puedan beneficiar residentes y turistas.

 

La propuesta es eliminar el descuento de residentes entre islas, que tiene un coste de 14 millones de euros para el Gobierno central, y según distintos estudios, la tarifa plana supondrá entre 8 y 10 millones más, por lo que se calcula que su implantación costará en total unos 23 millones de euros, ha detallado.

 

Pons ha explicado que la implantación de la tarifa plana viene marcada por el reglamento europeo, que fija los requisitos necesarios para ser beneficiarios de la misma y que apunta la necesidad de cuatro estudios.

 

El Govern ofrecerá al Ejecutivo central la colaboración en la realización de estos estudios para aligerar este asunto y conseguir la tarifa plana, que Fomento ha previsto se pueda implantar en 2017.

 

El conseller ha destacado el hecho de que "es la primera vez que un Gobierno en materia de tarifa plana decide coger el compromiso de defender ante Bruselas para conseguir la autorización para que sea una realidad".

 

Ha incidido en que el Govern ha presentado ante el Ministerio los argumentos suficientes que desmontan las posiciones que hasta ahora se habían dado por parte de Madrid para frenar la implantación de la tarifa plana entre islas, entre ellos la que existe a nivel europeo en Cerdeña con Milán y Roma.

La tarifa plana entre islas le costará 23 M€ al Gobierno central
Comentarios