sábado. 20.08.2022
URBANISMO

La primera linea de Porto Cristo se abrirá a los peatones durante 16 horas al día de lunes a sábado y todo el domingo

Los vehículos motorizados solo podrán circular por la calle Bordils de 8 h a 16 h de lunes a sábado, a un máximo de 20 kilómetros por hora

El Ayuntamiento de Manacor abrirá la calle Bordils de Porto Cristo a los peatones de lunes a viernes de las 16 h a las 8 h del día siguiente y los fines de semana, de las 16 h del sábado hasta las 8 h del lunes siguiente.

 

Con esta medida, la calle Bordils y la primera línea de Porto Cristo se convierten en una zona de prioridad peatonal y las bicicletas, en que los vehículos motorizados solo podrán circular a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora entre las 8 h y las 16 h de lunes a sábado.

 

Así lo han explicado este miércoles el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Sebastià Llodrà, y el delegado de Oporto Cristo, Sebastià Nadal.

 

La reforma urbanística de la calle Bordils facilita esta medida cívica impulsada por el departamento de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Manacor, puesto que la vía se ha convertido a raíz de las obras en una calle uniplataforma.

 

«Esta reforma ha sido una oportunidad que no podíamos dejar escapar, el Ayuntamiento no podía hacer una inversión económica tan importante a la primera línea de Porto Cristo y no plantear una medida a nivel de movilidad», ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Sebastià Llodrà.

 

El objetivo del Ayuntamiento de Manacor es favorecer un entorno más saludable que evite los efectos de la contaminación y los revuelos de los vehículos, y más seguro peatonales. Así mismo, la medida tiene un efecto cívico que permitirá el desarrollo de un ambiente más tranquilo y centrado en las personas, además de los efectos positivos que se espera que tendrá para la restauración y comercios de la zona. Se trata de una medida con una visión cívica para conectar el pueblo con la playa.

 

«La calle Bordils se ha comportado históricamente como una carretera que separaba el pueblo de la playa. Cosemos esta herida y lo hacemos aprovechando esta actuación urbanística dando importancia a los peatones», ha asegurado el alcalde de Manacor, Miquel Oliver.

 

Se trata de una iniciativa con una fuerte implicación comercial y turística que «estambre ante una de las vistas más bellas del Levante de Mallorca y lo queremos potenciar para la gente que vive y la gente que nos visita», ha añadido Llodrà.

La medida será efectiva a partir de la apertura de la calle Bordils, que se espera que sea las próximas semanas. La Policía Local será la encargada de cada día fiero efectivo el cierre de la calle Bordils al tráfico rodado durante las horas fijadas, con dos barreras que se instalarán a la altura de la calle de la Concepción y de la calle Puerto.

 

El único vehículo motorizado que podrá pasar por la calle Bordils durante las horas que esté cerrado al tráfico rodado será el bus de línea de Transportes de las Islas Baleares, que también tendrá que respetar la limitación de velocidad y la prioridad para peatones.

 

En los alrededores de esta área hay tres zonas de estacionamiento: el aparcamiento de la costa de en Moratón, el aparcamiento soterrado de la plaza del Aljibe y el aparcamiento del secador de redes.

 

La medida, ha explicado el alcalde de Manacor, cuenta con el visto bueno de los técnicos municipales y se ha compartido con la Junta de Distrito, vecinos y comerciantes.

 

La primera linea de Porto Cristo se abrirá a los peatones durante 16 horas al día de...
Comentarios