martes. 29.11.2022
INFORMACIÓN

Suspenso en transparencia a las webs de comercio electrónico en Baleares

El Govern presenta los resultados de la campña de inspección de consumo en los que, de las 70 páginas revisadas 62 no ofrecían al consumidor toda la información obligatoria antes de realizar la compra
/img/periodico/img_11892.jpg

 

 

9 de cada diez empresas que operan en Baleares a través de comercio electrónico no cumplen con la obligación de dar toda la información requerida al consumidor.

 

Esta es una de las conclusiones que se derivan de la campña de control de compras que ha presentado hoy el director general de Consumo del Govern, Francesc Dalmau, y que han llevado a cabo los inspectores de consumo en Baleares.


Desde el inicio de la campaña, hace ya 3 años se han inspeccionado 70 páginas web de diferentes empresas con domicilio fiscal tanto en la comunidad autónoma de Baleares como en otras comunidades del resto del Estado, dedicadas a la venta de ropa de adulto e infantil, calzado, productos electrónicos, juguetes, ropa de hogar, cosméticos y videojuegos de ordenador y consolas.



Los resultados obtenidos por los inspectores muestran que de las 70 páginas revisadas 62 no ofrecían al consumidor toda la información obligatoria antes de realizar la compra.

 

Asimismo, de las 65 empresas en las que se hizo la compra misteriosa, 19 no reintegran al consumidor los gastos de envío que le cargaron en el momento de adquirir el producto una vez que el consumidor ha devuelto el producto.

 

Las empresas que no subsanan se proponen para expediente sancionador. Hasta ahora se ha propuesto el inicio de 7 expedientes sancionadores a las empresas que no subsanan las deficiencias detectadas.



El director general de Consumo, Francesc Dalmau, ha explicado que debido al gran número de consumidores y usuarios que en la actualidad realizan las compras a través de comercio electrónico estimaron oportuno desarrollar una campaña de control de mercado con el objeto de controlar que no se vulneren los derechos de los consumidores y usuarios.



La campaña desarrolló en dos fases: la primera mediante el control de la página web y la segunda mediante la adquisición a través del sistema de “cliente misterioso” o” Mistery Shopping” de algún producto que venda esta empresa a través de su página.

 


Durante la fase de control de la página web se verifica si la empresa ofrece al consumidor toda aquella información que es obligatorio que figure en la misma antes de que éste realice la compra (identidad, NIF, domicilio, correo electrónico, teléfono, información sobre los productos que vende, su precio incluido IVA, derecho de desistimiento que tiene el consumidor, formas de pago, gastos que cargan por el envío, etc.). 



En la fase de “cliente misterioso” se adquiere un producto para verificar si la empresa cumple con sus obligaciones contractuales, en concreto con la entrega del producto adquirido y si dicha entrega se realiza en el plazo indicado.

 

Asimismo, se verifica si el producto consta del etiquetado obligatorio; si el consumidor puede ejercer el derecho de desistir de la compra efectuada y, por lo tanto, puede devolver el producto a la empresa dentro del plazo de 14 días naturales; si al consumidor una vez que ha desistido le es reintegrado el dinero de la compra realizada incluyendo los gastos que por el envío del producto la empresa le haya cargado, y finalmente si este reintegro al consumidor se realiza en el plazo adecuado.

Suspenso en transparencia a las webs de comercio electrónico en Baleares
Comentarios