miércoles. 28.09.2022

 La producción industrial española registró en enero un avance del 1,8% interanual, mientras que en Baleares decreció un 5%, la segunda mayor caída de España tras La Rioja (6,3%), según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).



Corregidos los efectos estacionales y de calendario (diferencia de días hábiles entre un año y otro), el índice de producción industrial (IPI) en el conjunto del país umentó el 2,4% entre enero de 2018 y de 2019, gracias en su mayor parte al empuje de los bienes de equipo y la energía.



Los avances anuales en la serie original y en la corregida del IPI -que mide la evolución de la actividad productiva de las ramas industriales de la economía española sin incluir la construcción- contrastan con los retrocesos del 4,2 y del 5,9% registrados respectivamente en diciembre.



Además, este impulso en el comienzo de 2019 tiene lugar después de que la producción industrial española registrara en 2018 un avance medio del 0,8%, lo que refleja un claro frenazo en el crecimiento registrado en 2017 (2,9%), 2016 (1,6%), 2015 (3,3%) y 2014 (1,5%), que pusieron fin a tres años de descensos.



El buen comienzo del año se debe a que cuatro de los cinco grandes sectores presentaron tasas anuales positivas, destacando los aumentos de los bienes de equipo (4,4%) y la energía (2,3%). El único que descendió fue el de bienes de consumo duradero (-0,4%).



Sólo en enero, la producción industrial avanzó el 3,4% respecto de diciembre, una vez corregidos los efectos estacionales y de calendario, lo que contrasta con el descenso del 1,2% que se registró en el último mes de 2018.



Se trata de la mayor subida mensual en más de dos años y responde a que todos los sectores presentaron tasas mensuales positivas, lideradas por los bienes de consumo duradero, que avanzaron un 6,1%, y los bienes de equipo, que subieron el 5,2%.



Destacan los avances logrados en ramas como la fabricación de productos informáticos y electrónicos, así como de maquinaria, ambos superiores al 10%, aunque también hubo ramas con retrocesos mensuales, lideradas por la extracción de antracita, hulla y lignito.



Por comunidades, y volviendo a tasas anuales, la producción industrial aumentó respecto a enero de 2018 en doce comunidades autónomas y disminuyó en las otras cinco.



Los mayores incrementos se produjeron en Navarra (7,7%), Madrid (6,6%) y Castilla-La Mancha (4,7%), mientras que los mayores descensos fueron los de La Rioja (6,3%), Baleares (5%) y Extremadura (3,2%).

Retroceso en la producción industrial en Baleares
Comentarios