lunes. 28.11.2022
ENERGÍA

Pons promete "transparencia y participación" en la nueva ley de renovables

El conseller de Territori espera que el nuevo Plan Director de Energías Renovables se apruebe antes de finalizar esta legislatura
/img/periodico/img_11599.jpg

 

El conseller de Territori, Energia i Mobilidad del Govern balear, Marc Pons, ha garantizado hoy la “máxima transparencia” y que se tendrá en cuenta la participación ciudadana en la elaboración del nuevo Plan Director de Energías Renovables que espera aprobarse, según ha dicho, “antes de finalizar esta legislatura”.

 

descargar foto Pons ha realizado estas declaraciones en la reunión que esta mañana ha mantenido con los representantes de la Plataforma en Defensa de la Marina de Llucmajor-Cap Blanc, quienes le han trasladado su oposición al proyecto de megaparque fotovoltaico de 75 hectáreas.

 

Tanto Pons como el director general d’Energia, Joan Groizard, también presente en la reunión, son conscientes de la preocupación por el consumo de territorio de este tipo de instalaciones si bien han manifestado que desde la conselleria tienen proyectado incrementar la cuota de las energías renovables en Baleares que actualmente se sitúa en un 2 por ciento frente al 20 por ciento del resto de España.

 

El conseller de Territori se han comprometido a su vez a “respetar” el sentido de los informes técnicos que puedan emitir el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Llucmajor en relación a los proyectos sobre megaparques fotovoltaico. Con ello se eviará que se repitan polémicas como la ocurrida en 2013, cuando la Dirección General de Energía autorizó un proyecto fotovoltaico contra el parecer de los informes del Consell y el Ayuntamiento de Formentera.

 

En este sentido, las instituciones de Balears han comenzado a tomar conciencia del impacto sobre el territorio del megaparque fotovoltaico de Llucmajor. El alcalde del municipio, Jaume Tomàs, ya ha dicho “no” a esta propuesta. El Consell de Mallorca aboga por una moratoria hasta fijar una estrategia coherente que quede plasmada en un nuevo Plan Sectorial de Energías Renovables.

 

Por su parte, el presidente de la Comisión Balear de Medio Ambiente, Antoni Alorda, propone “valorar la incidencia acumulativa” de placas solares en la zona de Cap Blanc-Marina de Llucmajor. Al proyecto de 50 hectáreas impulsado por la empresa Llucmajor Photovoltaic S.L se suma otro de 25 hectáreas que ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Balear de Medio Ambiente y que se sitúa a sólo 200 metros del primero, en la finca denominada Sa Caseta.

 

70 campos de fútbol

De ejecutarse, constituirían en el mayor complejo fotovoltaico de España, con un enorme impacto territorial y medioambiental sobre un territorio virgen y limítrofe a una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En 2014 se instalaron en el Estado parques con una capacidad de 22 megavatios, según fuentes de la patronal UNEF. El de Llucmajor Photovoltaic produciría por sí solo 43 megavatios, lo que da idea de su envergadura desmesurada.

 

La propuesta que plantea la empresa Llucmajor Photovoltaic S.L contempla ocupar un espacio equivalente a 70 campos de fútbol con 133.614 placas solares de 2,5 metros de altura cada una. Estas instalaciones tienen un impacto visual enorme que se podrá observar a gran distancia.

 

Los vecinos no están solos en su lucha. Más de 450 alegaciones se han presentado ante la Comision Balear de Medio ambiente. Asaja, Unió de Pagesos, asociaciones de vecinos de diferentes urbanizaciones, la Asociación de Hoteleros de la Playa de Palma, la plataforma contra la Alta Tensión, las asociaciones de ciclistas, Amics de la Terra, el GOB, Som Energía, la Asociación Empresarial de Turismo de Aventura, la Xarxa Sobirania y muchos más también se oponen.

Pons promete "transparencia y participación" en la nueva ley de renovables
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad